Caso Villa: la víctima tiene angustia e indicadores de abuso sexual

Salieron a la luz las conclusiones del peritaje de la joven que denunció al futbolista de Boca.

La joven que denunció al delantero de Boca Juniors Sebastián Villa por violación e intento de homicidio presenta indicadores de abuso sexual y durante el relato de los hechos se angustia, según las conclusiones del peritaje psiquiátrico al que fue sometida la víctima por orden de la Justicia.

Villa fue imputado en la causa que se lo investiga por el abuso sexual de una joven, hecho que habría ocurrido en junio del año pasado en su casa de un country del partido bonaerense de Canning.

El resultado del peritaje ya fue incorporado al expediente judicial, a cargo de la fiscal Verónica Pérez y la auxiliar fiscal Vanesa González, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucciones (UFI) N° 3 Especializada en Violencia Familiar y de Género, Abusos Sexuales y Delitos Conexos a la Trata de Personas de Lomas de Zamora.

Según las conclusiones, la joven denunciante presenta “un trastorno de estrés postraumático” y del relato de la víctima no “se advierten indicadores de fabulación o mendacidad”.

Para mañana fue citada como testigo la médica ginecóloga del Hospital Penna que atendió a la víctima poco después del hecho denunciado. La facultativa debía prestar testimonio el viernes pasado, pero estaba de licencia en Mendoza y como tenía fiebre se descartó tomarle declaración vía remota. Su testimonio es importante porque, en su momento, le habría aconsejado a la joven hacer la denuncia porque tenía lesiones compatibles con un abuso sexual.

La denuncia de la víctima, cuya identidad se mantiene en reserva, se conoció el viernes 13 de este mes, un día antes de la semifinal donde Boca eliminó a Racing por penales. El hecho de violencia habría ocurrido el 26 de junio del año pasado.

La denunciante, que definió a Villa como una persona violenta y agresiva, sostuvo que el jugador colombiano había ingerido una gran cantidad de alcohol, que abusó sexualmente de ella y que después se generó una situación de tentativa de homicidio. “Pensé que pretendía matarme”, sostuvo la víctima en su presentación.

En las conclusiones del peritaje psiquiátrico también se determinó que la denunciante “no padece ninguna enfermedad o trastorno mental que implique alguna perturbación en el grado de conciencia o afectación de la autocrítica y heterocrítica” y que por ende, “no resulta peligrosa para sí o para terceros”.

En la parte final del estudio, los peritos que examinaron a la joven recomendaron que la víctima haga “tratamiento psicológico y psiquiátrico, evaluación por asistencia a la víctima y psicodiagnóstico”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico