Casos de abuso que se conocieron en los últimos meses

El de Bruno Sancci no fue el único caso de acoso y abuso que se conoció en la UNPSJB en los últimos tiempos. Hay un protocolo a seguir ante una denuncia.

El silencio comenzó a romperse y las diferentes denuncias por abuso comienzan a ver la luz. Es que en los últimos meses se conocieron diversos casos de abuso en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB). Las denuncias abarcan a todas las facultades y existe cierta desconfianza por el accionar de las autoridades.

La primera denuncia que se conoció involucró a docentes de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la sede Esquel. Pese al intento de bajarle relevancia por parte de diferentes actores, la denuncia se realizó ante el Ministerio Público Fiscal y se separó a dos sospechosos.

Las redes sociales también permitieron conocer el caso de la persona que acosaba a alumnas en el interior de la casa de altos estudios, pero que las seguía hasta la parada del colectivo e incluso al Centro. El caso fue revelado por El Patagónico.

Ahora se conoció la denuncia contra un hombre que acosa a las mujeres en el baño del primer piso donde está la Facultad de Ingeniería. Según testimonios, el acosador deja carteles y las espía cuando salen del baño. Las autoridades se encuentran trabajando en el caso.

La casa de altos estudios decidió aprobar, en 2019, un protocolo para intervenir en estas situaciones y se espera que en el corto plazo se designe al personal que se necesita y a un equipo técnico para llevar a cabo las entrevistas, el acompañamiento y la contención de las víctimas.

“Frente a este tipo de prácticas, lo fundamental es que haya protección porque este tipo de personas que están vinculadas a personas que tienen poder buscan protección y los eslabones más débiles, que son los estudiantes, quedan en situación de inferioridad de condiciones para reclamar por sus derechos. Creo que la Universidad, o cualquier institución pública que asume una perspectiva de equidad y de igualdad de género, no debe permitir que por cuestiones políticas o relaciones de poder, estas cosas pasen por alto”, consideró Lucrecia Falon, una de las docentes que denunció a Bruno Sancci, el profesor que fue cesanteado por violencia, abuso y discriminación, entre otras acusaciones.

Falon recordó que antes de que se conocieran los últimos casos de abuso, hubo diferentes denuncias contra profesores, pero todo quedó en la nada. Un ejemplo fue un docente suspendido sin salario por 30 días por comentarios misóginos, acoso y violencia hacia las mujeres. El mismo continúa trabajando normalmente.

“También hay otros casos de docentes que denunciaron a sus compañeros que tienen una categoría superior por ese tipo de actitudes y en donde no han intervenido las autoridades en su momento. Otro que se da mucho es entre estudiantes. Por ahí no aceptan que una chica no quiere ser su novia y continúan acosándola”, describió la docente.

Quienes sean víctimas de abuso en la Universidad pueden comunicarse al mail protocologenero@unp.edu.ar. Allí, se comienza con el proceso para generar un espacio de confianza y de privacidad a las personas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico