Castaño: "mientras estén la plata y el cinturón, peleo en cualquier lado"

El boxeador argentino Brian Castaño es optimista para el "clásico" con el brasileño Patrick Teixeira con quien peleará el 13 de febrero por la corona superwelter de la OMB en sede a designar.

A la espera de su próxima pelea con el brasileño Patrick Teixeira, en la que estará en juego el título superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el bonaerense Brian Castaño dice que le da igual subir al ring en California, Texas o Cancún, porque “está muy bien entrenado" y saldrá a ganar "el clásico Argentina-Brasil”.

El “Boxi” Castaño irá por la corona de Teixeira el 13 de febrero en una sede por determinarse a raíz de las dificultades que de aforo que conlleva la pandemia de coronavirus.

“Me tira más el Caribe, el solcito, la playa pero mientras estén la plata y el cinturón, peleo en cualquier lado”, declaró Castaño en una entrevista de Zoom concedida a Juan Abraham Larena, periodista argentino especializado en boxeo radicado en los Estados Unidos.

Invicto en 17 combate, con 16 victorias y un empate, Castaño ostentó el título versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB), pero lo declinó por causas que en su momento no habían quedado en claro.

“Primero vinieron los líos cuando le gané a Michel Soro (en julio de 2017). Querían robarme la pelea y después hubo problemas con el control antidóping y encima no me pagaron la bolsa. Los hermanos Acaries hicieron un depósito falso. Un año estuve para poder cobrar”, narró Castaño.

“Cuando se arregló la revancha, íbamos a ir a Marsella, la casa de los promotores, los Acaries, que tenían el circo armado para quedarse con mi título. Tampoco querían garantizarme el 60 por ciento de la bolsa por adelantado, así que nos sentamos a hablar con mi manager Sebastián Contursi y con mi papá, que es mi entrenador, y con todo el dolor del alma lo dejé vacante”, amplió Castaño desde California, donde se entrena y lleva meses esperando su chance con Teixeira, pero por la faja de la OMB.

Al respecto, el nacido en Isidro Casanova precisó que la pandemia no ha conspirado contra su rutina de adiestramiento: “Al entrenamiento le di y le doy mucha rosca. En el gimnasio hay una máquina que desinfecta el lugar y se limpia todo. Hasta las bolsas. Llegamos con barbijo, nos vamos con barbijo y trabajamos normal”.

De forma específica definió a Teixeira lo definió como a un oponente “muy fuerte, un gran peleador que se faja en la media distancia. Lo conozco porque en un tiempo hice guantes con él en Las Vegas. Tiene huevos, tiene corazón el loco, va para adelante”.

Sin embargo, Castaño deduce que el 13 de febrero “por la altura y el alcance que tiene, creo que Teixeira me va a boxear de afuera. Yo también puedo hacer eso, pero mi fuerte es la media y la corta, presionar”.

Cuando se le preguntó si sueña con derrotar a Teixeira antes del límite, Castaño insistió en subrayar la fortaleza del paulista pero “con mi estilo, presión y combinaciones, por ahí llega el nocáut, que sería la frutilla del postre”.

El campeón, Teixeira, ofrece una foja de 31-1 con 21 Kos.

Castaño, de 31 años, ha realizado apenas 17 combates en más de ocho años de profesional: “Si le gano a Teixeira vendrán cosas más importantes”, confió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico