Catorce guardavidas protegen a los bañistas en playas de Caleta Olivia

Desde el 15 de diciembre un total de 14 guardavidas se ubican en playas de esta ciudad para brindar a los vecinos una mayor seguridad al momento de zambullirse en el mar. El sector del muelle local y la zona de “Las Roquitas” son los lugares estratégicos a los que concurre una importante cantidad de veraneantes que son constantemente controlados.

Caleta Olivia (agencia)

Este año, a diferencia de los anteriores, se trata sólo de hombres; es decir que no se incorporó ninguna mujer al equipo de guardavidas que se capacitaron con exigentes pruebas de natación, primeros auxilios y reanimación cardio pulmonar, brindadas en noviembre por distintos profesionales.
Vale destacar que este año los guardavidas que se encuentran en el sector del muelle, Francisco Macchia, Marcos Artiaga, Matías Maza, Enzo Nieva, Ezequiel Reynoso, Sebastián Berdún y Andrés Maza, decidieron pintar ellos mismos tachos de basura que serán colocados en distintos sectores de la playa para concientizar a la gente sobre la importancia de depositar los residuos en los mismos.
Por otra parte hicieron saber que realizan tareas de prevención, indicando a los bañistas cuáles son los puntos hasta los que pueden ingresar en el mar, teniendo en cuenta la profundidad del agua para evitar cualquier tipo de inconveniente.
Además recalcaron como muy importante la prohibición de arrojarse desde el antiguo muelle ypefiano por la peligrosidad que ello representa y que algunos adolescentes realizan como diversión.
Al mismo tiempo explicaron el significado de los colores y números de las banderas que se colocan en el mástil, vinculados a las condiciones del mar de acuerdo al parte oficial de la Prefectura Naval Argentina.
La de color negro alude a la ausencia de guardavidas; la roja (N°3), significa peligro, con restricción de ingreso al agua; la amarilla (N°2), precaución tomando las medidas de seguridad para zambullirse en el mar; y la verde (N°1), mar calmo sin restricciones para su ingreso.

EVITARON TRAGEDIAS
Los guardavidas permanecen de 14 a 20 en los lugares mencionados durante los siete días de la semana, hasta el 15 de marzo.
Por otra parte confirmaron que los cuidadores que se encuentran en “Las Roquitas” debieron ayudar a salir del mar a un hombre que había decidido ingresar a nadar pero una vez que subió la marea no podía regresar a la orilla, en tanto que en el sector del muelle hace varias semanas una niña de 12 años que navegaba en un kayak debió ser asistida cuando este se dio vuelta.
Al respecto recordaron a los padres que deben estar atentos a los niños y no permitir que los mismos ingresen solos al mar, como así también no zambullirse en horas de la noche y saber nadar en el caso de adentrarse hacia el sector más profundo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico