Cavenaghi dejó el fútbol

Uno de los más grandes ídolos de la historia "millonaria" puso punto final a una carrera llena de alegrías. En Argentina la única camiseta que usó fue la de su querido River.
Y un día dijo adiós. Cansado de pelear contra las lesiones, Fernando Cavenaghi colgó los botines. Con 33 años, uno de los más grandes ídolos de la historia de River Plate puso punto final a una carrera llena de alegrías.
Tras rescindir su contrato con el Apoel de Chipre a comienzos de año -su último partido lo jugó en febrero-, el 'Cavegol' se sometió a una operación en la rodilla con la intención de volver al ruedo. Su intención era hacerlo en Europa. No era una recuperación sencilla y él la venía peleando, pero después de meses de remarla, paró la pelota y optó por el retiro.
River, Spartak Moscú, Bordeaux, Mallorca, Internacional de Porto Alegre, nuevamente River, Villarreal, Pachuca, una tercera y gloriosa etapa en el 'Millo' y la despedida con el Apoel, los clubes por los que pasó a lo largo de sus 15 años de carrera.
Se despide un símbolo riverplatense, uno que quiere los colores como nadie más. El que volvió en el peor momento y el que se fue cumpliendo un sueño. El décimo futbolista que más goles hizo con La Banda. Un grande entre los grandes que en 2017 tendrá su merecido homenaje en el Monumental.
"No puedo pedir más. Estoy en la foto más importante de la historia de River". Tenía razón Fernando Cavenaghi. Esa noche de fiesta y de Copa se dio cuenta que había tocado el cielo con la Banda. No le quedaba nada por hacer. Ni medio gol. Había logrado todo. Todo quiere decir todo, literalmente. Pero por esas cosas de la vida, el Cavegol se fue de Núñez y siguió jugando un tiempo más. Este martes dijo basta. Chau fútbol. Hola leyenda.
Es que los años lo harán cada día mejor jugador, más goleador, ídolo de ídolos en River. Cavenaghi nació en el club, llegó a la Primera, salió campeón una, dos, siete veces. ¿Más? Se fue a Europa y prometió volver para ganar la Copa. Y volvió finalmente en otra circunstancia. Volvió para sacar a River del pozo. Ascendió. Fue de nuevo goleador. Y se tuvo que ir -o lo fueron-.
Pero al relato le faltaba todavía un par de capítulos épicos. El 'Torito' regresó ya para cumplir aquellos deseos coperos. Tras ganar un torneo más con Ramón, fue campeón de la Sudamericana con Gallargo. Y, luego sí, llegó la Libertadores. La mejor despedida.
Estuvo en tres ciclos en River. Y también vistió las camisetas de Burdeos, Malloraca, Inter de Porto Alegre, Villarreal, Pachuca y Apoel de Chipre.
Dejó 112 goles en 212 partidos. Levantó siete títulos: Clausura 2002, 2003 y 2004, torneo Final 2014, Copa Sudamericana 2014, Recopa 2014 y Libertadores 2015. Y sembró un amor pocas veces visto hacia una camiseta. La camiseta de River. Su camiseta.

SE QUEDA ALARIO
El representante del delantero de River Lucas Alario, Pedro Aldave, aseguró ayer que no es momento para forzar una salida porque el jugador está muy bien en el club y quiere priorizar su carrera antes que la cuestión de "solamente ganar plata".
"Alario está para más y este mercado de enero es raro porque llegaría sin pretemporada, con los equipos jugando y él llegando de unas vacaciones, quizá en junio es cuando arrancan los proyectos y es mejor para la adaptación", aseveró Aldave en el Superclásico de Radio Rivadavia.
Alario, que tiene una cláusula de salida de 18 millones de dólares, ya rechazó un par de ofertas y tiene la intención de quedarse a jugar la Copa Libertadores.
Al respecto Aldave aseguró: "Era otro escenario si no se jugaba la Copa, por ahora el jugador piensa en quedarse".
"En River el jugador está muy cómodo y tiene que seguir creciendo como jugador y el club es un buen lugar para hacerlo, además tiene un muy buen contrato y no hay apuro porque a los 24 años todavía puede seguir mejorando", apuntó.
Finalmente, el representante de Alario explicó: "La idea es que cuando llegue el momento de irse lo haga en un equipo donde llegue, se ponga la camiseta y rinda, que no tenga que andar luego saltando de club a club, por eso el mercado de junio es el que mejor se acomoda a lo que pretendemos".
En otro orden, la dirigencia de River iniciará esta semana contactos con sus pares de Rosario Central por el pase del volante Walter Montoya, uno de los jugadores que pidió Marcelo Gallardo para reforzar el equipo en 2017.
Si bien no hubo contactos oficiales, el propio representante del jugador, Daniel Luzzi, aseguró que la cláusula de salida es de 4 millones de dólares pero no que van a aceptar irse por esa vía y que el costo de la transferencia podría orillar los 6 millones de dólares.
El otro jugador apuntado por River como alternativa es el volante mendocino Enzo Pérez, reconocido hincha "millonario", que juega en el Valencia de España y a través de su representante, Juan Pablo Rossi, acepta escuchar ofertas.
El plantel del club de Núñez se encuentra de licencia y retornará al trabajo el jueves 5 de enero y el 8 volará a Orlando para realizar la pretemporada y jugar una serie de amistosos desde el 15 al 22 como parte de la Florida Cup.
Luego regresará a Buenos Aires para jugar en Mar del Plata dos amistosos, el 25 con Aldosivi y el 28 con Boca, en tanto que el debut oficial será por la final de la Supercopa Argentina ante Lanús el 4 de febrero en San Juan o en Salta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico