Cayó el estafador de WhatsApp: cómo actuaba paso a paso

La detención fue concretada por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires tras un allanamiento realizado en una vivienda ubicada en calle Curapaligüe al 100.

Un joven de 26 años y nacionalidad venezolana fue detenido en el barrio porteño de Caballito como acusado de realizar estafas por WhatsApp, informaron este domingo fuentes policiales.

La detención fue concretada por efectivos de la Policía de la Ciudad tras un allanamiento realizado en una vivienda ubicada en calle Curapaligüe al 100 del mencionado barrio, en el marco de una investigación por estafas bajo la modalidad “hackeo de WhatsApp”.

Tras ello, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 4, a cargo de Martin Yadarola, dictó la orden de allanamiento para efectuar el procedimiento en la vivienda del sospechoso.

Como resultado del operativo, los policías secuestraron dos teléfonos celulares, una notebook, 32 tickets de retiro de efectivo, un cuaderno con anotaciones de movimientos de interés para la causa, pagos, recaudaciones de dinero, tarjetas de débito, tarjetas prepagas y un comprobante de un envío de dinero.

La Justicia avaló lo actuado por el personal policial, ordenó el traslado del detenido a la correspondiente Alcaidía y dispuso se labren actuaciones por el delito de “estafa”.

METODOLOGIA PARA UN DELITO PECULIAR

Un hombre denunció que varios conocidos se habían contactado con él para preguntar si había cambiado su número de teléfono. Habían recibido mensajes del supuesto nuevo número con su foto de perfil junto a personalidades legislativas y judiciales. La víctima desconoció el número como propio y procedió a contactarse con la policía para radicar la correspondiente denuncia. El sujeto pedía transferencias de dinero en efectivo que pronto iba a reintegrar.

A partir de lo relatado por la víctima, el Departamento de Investigación llevó a cabo relevamientos de llamadas a los involucrados y realizó análisis de los movimientos bancarios hasta dar con un sospechoso, a quien lograron ubicar e identificaron el domicilio en el que vivía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico