Celeste Villalobos: “es una emoción terrible que el torneo lleve el nombre de mi papá”

María Celeste Villalobos es la hija de Ernesto Villalobos, hombre que colaboró mucho con el rugby en la ciudad de los vientos y desde hace un tiempo el Torneo Playero de hóckey lleva su nombre.
Para ella es algo especial jugar un torneo que tiene el nombre de la persona que le dio la vida. Con el palo en la mano y exhausta luego de jugar por el tercer puesto con su equipo La Maison, que venció a Chenque por 3 a 2 en los penales, charló con el Diario Patagónico.
Tiene 22 años y la mitad de su vida la pasó jugando al hóckey. Jugó todos los torneos menos dos ediciones, cuando falleció su papá. Estudía odontología en Buenos Aires y aprovechó las vacaciones en la ciudad para jugar al deporte que lleva en la sangre.
Desde su punto de vista el nivel del torneo playero siempre es bueno. “Año tras año se va mejorando. Siempre hay jugadoras que se destacan y también hay equipos integrados por chicas que vienen jugando hace mucho tiempo juntas. Lástima que siempre son los mismos y no vienen muchos equipos de afuera”, comentó.
Sobre su participación en el torneo playero quedó conforme, aunque reconoce que siempre se puede mejorar el rendimiento. “En lo personal quedé conforme con mi rendimiento y el de mi equipo, por ahí se podría haber hecho las cosas un poquito mejor. Nos tocó jugar con Chenque que juega muy bien y el nivel es alto”, rescató.
Por último, al hablar sobre el nombre del torneo en homenaje a su papá fallecido los ojos le brillan y apunta “es una emoción terrible cuando pienso que estoy jugando una copa con el nombre de mi papá. Te pone mal, pero a la vez te emociona y me pone muy orgullosa de tener el padre que tengo”, concluyó con la voz quebrada.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico