Celulitis, la gran “enemiga”

En el verano todas y todos esperamos poder lucir nuestro cuerpo con un traje de baño, o con ropa mucho más pequeña que deja al descubierto nuestras piernas, cola, panza, y a veces la “gran enemiga” no nos da tregua. A continuación van algunos consejos prácticos para que le demos “pelea” a la celulitis.
La celulitis comúnmente se conoce como el cúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos adiposos de grasa y toxinas. Otros nombres para esta entidad son: Lipodistrofia ginecoide, Síndrome de Piel de Naranja, Piel en “Colchón”.
Entre el 85% y el 98% de las mujeres después de la pubertad presentan algún grado de celulitis, siendo más frecuente en unas etnias que en otras. Parece haber un componente hormonal en su desarrollo; en los hombres es raro encontrar celulitis.
Existen distintos grados de celulitis, celulitis blanda, celulitis dura y la más conocida es la celulitis esclerótica (piel de naranja).
El cuadro de celulitis es el resultado de una alteración de la circulación de la capa grasa (hipodermis): el tejido graso crece y las paredes laterales se engrosan formando hoyuelos; por eso son importantes los ejercicios físicos como correr, para reforzar los músculos de los glúteos y muslos. La celulitis no es maligna ni síntoma de alguna enfermedad.
La liposucción, que es la extracción de grasa debajo de la piel, no es efectiva para la reducción de celulitis.
La mesoterapia es otra técnica terapéutica que puede ayudar a controlar la celulitis. En el tratamiento anticelulítico se combina la alimentación con el ejercicio físico y la vida al aire libre.

TIPS
TOMAR MUCHA AGUA el agua elimina las  toxinas en el organismo. La cantidad de agua que debe consumirse varía de persona a persona pero ocho vasos es recomendable.
 
LA SAL ES UNA GRAN ENEMIGA: porque contribuye a la retención de líquidos en el cuerpo. Tratar de consumir con moderación. Las carnes preservadas, los quesos y algunas otras comidas preparadas, o los productos enlatados, tienen mucha sal. Es preferible condimentar con hierbas aromáticas (tomillo, salvia, albahaca, perejil, etc.) evitar los condimentos artificiales.
LA FIBRA NATURAL NOS FAVORECE: en los alimentos ayuda a que en nuestro sistema digestivo funcione bien y elimine sin problema todos los residuos. Comer vegetales frescos, hojas verdes, como las espinacas, y evitar las harinas y azucares refinados.
 
EVITAR LAS GRASAS: también contribuyen a la acumulación de toxinas y engordan, especialmente las grasas saturadas. Usar pocas grasas al cocinar, preferentemente los aceites polisaturados. Pero tengamos en cuenta que el uso moderado de aceite es necesario para el organismo y debe consumirse. Evitar alimentos fritos (como las papas fritas o el pollo frito). Evitar la mayonesa y los aderezos que la contienen, siempre es preferible utilizar margarina.
 
EVITAR LAS GASEOSAS: las bebidas carbonatadas  están llenas de ingredientes artificiales y además carecen de nutrientes.

EVITAR HARINAS REFINADAS: las pastas los productos de repostería y los panes blancos son ejemplos de calorías vacías. No conviene consumirlas de manera muy frecuente.
 
MASAJES ENERGICOS DIARIOS: contribuyen a mejorar la apariencia de la celulitis. Estos masajes son más efectivos si se usan aceites especiales que contengan ingredientes que activen la circulación y que ayuden a eliminar toxina.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico