"Champing": la nueva moda

La última tendencia en viajes ya no es dormir en lujosas carpas en medio de la naturaleza como reza el "glamping" (palabra que une al cámping con el glamour). Ahora, todos aspiran a pasar la noche en antiguas capillas o iglesias. De ahí su nombre, que surge del vocablo inglés "church" (iglesia) y cámping.

Esta nueva tendencia, que está causando furor en lugares como el Reino Unido, ofrece a los viajeros una forma de alojarse muy alejada del concepto turístico tradicional, ya que la experiencia permite sumergirse en la historia disfrutando de momentos de relax en un entorno único y singular.
La idea surgió de "The Churches Conservation Trust", una organización sin ánimo de lucro del sudeste de Inglaterra que trabaja para salvar las iglesias históricas del país, que en 2014 vio en el alojamiento de huéspedes una oportunidad para mantener los templos. Tras probarlo con el templo medieval de "Todos los Santos" de Aldwincle, en el condado de Northamptonshire, la red no paró de crecer y el concepto se convirtió en tendencia.
Aunque la esencia del "chámping" no se caracteriza precisamente por el lujo, ya que en la mayoría de iglesias de The Churches Conservation Trust los huéspedes deben traer su propia ropa de cama y en ocasiones no disponen de luz eléctrica, agua corriente o calefacción, lo cierto que el concepto se ha extendido y ya es posible optar por alojamientos rústicos con todo tipo de comodidades.
En 2016 el "chámping" en el Reino Unido fue muy exitoso por lo que este año se ofrecen más de 350 templos en distintas ciudades. Entre ellas vale mencionar a la bonita iglesia de Warwickshire en la que William Shakespeare se casó. También se puede tener en cuenta la St Mary´s, en Carlisle, la capital del condado de Cumbria, que puede ser un buen punto de partida para recorrer el sendero de Lakeland. Londres, Liverpool, New Castle, y Escocia, son algunos de los puntos donde encontrar este tipo de alojamiento.
Vale agregar que existen varias alternativas en materia de precios y la posibilidad de escoger si se desea que le sirvan el desayuno o no, para hacer más económica la estadía. Las tarifas rondan entre los 39 y las 59 libras. Otros datos interesantes para agregar son que los turistas no están allí de retiro espiritual, por lo que pueden consumir bebidas alcohólicas si lo desean.
En Europa, o de este lado del Atlántico, es posible dormir en originales lugares cargados de historia: desde un templo transformado en una auténtica mansión, a un convento con patio andaluz con carácter, pasando por un loft que fuera iglesia en pleno Brooklyn, las posibilidades son infinitas. Con sólo una visita por Airbnb se pueden encontrar algunos "chámpings" realmente impresionantes.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico