Chini pasará 14 meses en prisión tras acordar un juicio abreviado

Mario Chini finalmente fue condenado a la pena de un año y dos meses de prisión de cumplimiento efectivo, manteniéndose su declaración de reincidencia. Así se estableció en un juicio abreviado que se celebró esta semana por encubrimiento, daño, lesiones y amenazas con mujeres del barrio 30 de Octubre. A raíz de esa causa se abrió otra por la supuesta protección que le brindaba un ex jefe de la Seccional Quinta.

 El juicio abreviado contra Mario Chini se llevó a cabo el miércoles en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, ocasión en la que el fiscal general Juan Carlos Caperochipi le presentó el acuerdo alcanzado al juez penal, Miguel Angel Caviglia, para su correspondiente homologación.

En ese acuerdo se incluyeron los cuatro hechos que lo tenían como protagonista y que formaban parte de una misma causa, todos de baja punibilidad, pero que en su conjunto ameritaron la aplicación de una pena razonable. Además, por tratarse de un individuo reincidente, por mínima que fuera la pena el cumplimiento debe ser efectivo.

Chini ya había sido condenado en diciembre de 2013 a la pena de tres meses de prisión efectiva y allí fue declarado reincidente, pena que cumplió pero al obtener la libertad acumuló nuevas causas, todas relacionadas con su temperamento de violencia hacia las mujeres, como lo demostró con una pareja del barrio 30 de Octubre que sufrió en carne propia su accionar.

Las víctimas también participaron del acuerdo de juicio abreviado y firmaron su consentimiento, tanto con el monto de la pena como con la calificación de los hechos.

Los violentos incidentes se produjeron el domingo 3 de agosto del año pasado en un departamento del sector 8 del barrio 30 de Octubre. Las mujeres sufrieron el robo y usurpación de su vivienda.

FALTAS REITERADAS

En primer momento Chini fue imputado y quedó con arresto domiciliario en un domicilio de la jurisdicción de la Seccional Segunda, pero luego de que el fiscal de la causa, Juan Carlos Caperochipi, tomara conocimiento de las amenazas telefónicas que estaban recibiendo las víctimas, pidió que la policía verifique el cumplimiento de la medida de coerción. Así se estableció que el imputado no estaba en el domicilio donde debía permanecer hasta nueva orden.

En razón de ello se solicitó que se lo declare en rebeldía y se ordene su captura, pero el juez natural de la causa, Miguel Caviglia, fijó una nueva audiencia pero el imputado tampoco compareció. Para entonces, el fiscal contaba con una nueva denuncia en contra del individuo, la cual fue radicada por la propia madre del imputado, quien le hizo saber a la policía que este la amenazó de muerte con un arma de fuego.

Lo concreto es que Chini no compareció a la audiencia y el fiscal insistió con el pedido de captura, el cual finalmente fue autorizado por el magistrado, aunque nunca lo encontraban.

Se trata del mismo individuo fue condenado por el homicidio del obrero paraguayo Luis Martínez Arce, ocurrido el 14 de marzo de 2010 en el barrio 30 de Octubre y por el cual recibió una pena de 3 años y medio de prisión como autor de homicidio con exceso en la legítima defensa.

En tanto que el 30 de enero fue denunciado por su pareja porque llegó a la casa con un tiro en el pie y de mala manera le exigió que lo curara, aunque ella se negó y fue brutalmente golpeada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico