"Chipi" Rodríguez quedó preso 10 días por un robo violento

Se trata de quien en 2010 baleara al policía Hugo Orlando Yapura en el asalto al restaurante Hottys. El fin de semana fue detenido tras ser acusado como uno de los autores de un violento robo en Polonia al 1.900 en la casa de un efectivo policial. La Fiscalía pidió una rueda de reconocimiento y mientras tanto el juez Jorge Odorisio le dictó 10 días de prisión preventiva.

Pablo Miguel “Chipi” Rodríguez volvió a prisión. Había terminado de cumplir una condena de 3 años y 8 meses de prisión tras la firma de un juicio abreviado, y el fin de semana nuevamente fue detenido por un violento robo.

El funcionario de Fiscalía, Ricardo Carreño, le imputó a Rodríguez un robo ocurrido el sábado a las 6:30, en el que habría participado con un cómplice que no está identificado. Según la Fiscalía, luego de romper la cerradura ingresaron a una vivienda de Polonia al 1.900 –que es de un policía según informaron desde la Unidad Regional-, de donde el cómplice de Rodríguez se llevó un televisor y 6 mil pesos que estaban en un mueble.

Rodríguez ingresó a una de las habitaciones de la planta alta en donde se encontraba durmiendo el hermano del policía, a quien le pegó un golpe en el rostro. La víctima se incorporó y se produjo un forcejeo. El delincuente pudo huir, aunque corrido de cerca por la víctima, quien sin embargo lo perdió de vista en Polonia y Balbín.

Cuando le mostraron fotos, la víctima no dudó en señalar en un 100 % a Rodríguez. De esa manera se realizó un pedido de detención a la jueza Gladys Olavarría, quien dictó la orden de allanamiento en la vivienda de calle 552 al 1900 del San Cayetano en donde se secuestró vestimenta que ahora se comprobará si fue la utilizada en el robo.

La Fiscalía pidió que se cautele el proceso con la prisión preventiva por los elementos de convicción suficientes que tiene para considerarlo probable autor de los hechos y pidió una rueda de reconocimiento de personas. También se trabaja en busca de cámaras de seguridad en el lugar.

Para la Fiscalía había peligro de fuga porque en caso de recaer condena sería de cumplimiento efectivo ya que Rodríguez registra antecedentes: el mes pasado terminó de cumplir una condena. También Carreño citó el peligro de entorpecimiento en el que el imputado podría frustrar la rueda de reconocimiento influyendo sobre la víctima.

Recordó incluso que en uno de los legajos por los que “Chipi” fue condenado había sido declarado por el juez de Ejecución como rebelde. Por ese motivo la Fiscalía pidió 30 días de prisión preventiva.

La defensora Claudia Torrecillas no se opuso a la apertura de investigación pero sí a la prisión preventiva

A LA ESPERA DE LA RUEDA

Finalmente el juez Jorge Odorisio ponderó que la condena hubiera concluido, tal como había señalado la defensora, pero consideró que pese a que hubo una proactiva participación del damnificado que permitió la detención de Rodríguez, no es menos cierto que el propio imputado tomó conocimiento de una rueda que puede complicar su situación procesal, por lo que Odorisio consideró que la libertad de Rodríguez podría influir en la víctima y dictó 10 días de prisión preventiva, teniendo en cuenta la naturaleza del hecho y la necesidad de que se realice esta audiencia de reconocimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico