"Chito" Alarcón irá preso y le decomisarán las propiedades

Oscar "Chito" Alarcón, que durante tres períodos de gobierno fuera el jefe de Ceremonial del fallecido gobernador Mario Das Neves, fue condenado por mayoría a la pena de 4 años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, el decomiso de los bienes que adquirió sin sustento económico que lo llevaron a cometer el delito de enriquecimiento ilícito, y una multa de 100% del valor del enriquecimiento.

La sentencia se dio a conocer a las partes sin que fuera necesaria la realización de una audiencia a pesar de lo manifestado por los miembros del tribunal al momento de concluir la audiencia de cesura de pena.

Se trata de los jueces Mirta Moreno, Marcelo Nieto Di Biase y Sergio Piñeda que hallaron culpable a Oscar Roberto “Chito” Alarcón del delito que durante más de un año investigaron los fiscales generales Omar Rodríguez y Alex Williams.

En el juicio oral y público quedó probado que las millonarias propiedades que adquirió Alarcón durante su paso por su cargo público en el gobierno provincial y de manera breve en la municipalidad de Trevelin y el Instituto Provincial de la Vivienda, no se condecían con sus ingresos en la función pública.

Desde el año 2003 a la fecha, Alarcón se desempeñó como funcionario público, primero bajo la órbita municipal y luego provincial en forma ininterrumpida. En el comienzo fue en la Municipalidad de Trevelin, luego en Ceremonial de la Provincia, adscripto al Instituto Provincial de la Vivienda, para luego acompañar al extinto gobernador Mario Das Neves hasta su deceso, nuevamente en el Área Ceremonial.

LO DE LA ESPOSA NO

SE LO CREYERON

Quedó comprobado en el juicio oral que Alarcón no contó con ningún otro ingreso que no fuera su sueldo como agente de la Municipalidad de Trevelin, en su adscripción al IPV y en el Área Ceremonial, descartando así los aportes que dijo haber hecho su pareja, propietaria de una librería en Rawson.

Pese a ello, pudo comprar cuatro terrenos en una zona exclusiva de Playa Unión. Además, un edificio de dos plantas en pleno centro de Rawson recién construido para el alquiler de oficinas y consultorios de aproximadamente 600 metros cuadrados (dos locales emplazados en la planta alta y dos en planta baja).

También en el mismo periodo en que fue investigado, construyó una casa en el barrio Parque Gregorio Mayo, en una zona residencial a pocos metros del río Chubut.

Los fiscales Williams y Rodríguez sostuvieron a lo largo de la investigación que “existieron datos objetivos de un incremento patrimonial apreciable e injustificado por parte del ciudadano Oscar Alarcón en el periodo que se desempeñó como funcionario público, dado que el nombrado no tenía capacidad económica para la adquisición de los bienes inmuebles de los que es titular. Por el ilícito cometido fue víctima el Estado de la Provincia del Chubut”.

CONDENA ANTERIOR

El 13 de agosto de este mismo año, «Chito» Alarcón fue sentenciado por el delito de fraude a la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Fue condenado a 2,8 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

En este caso, el juez de Esquel, Martín O’Connor, encontró debidamente probados los cargos presentados por la Fiscalía y resolvió declararlo autor penalmente de fraude a la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Al hacer públicos los argumentos de su fallo, el magistrado puso énfasis sobre los agravantes en la comisión de los hechos. “Esto implica que no podrá volver a la función pública. La extensión resulta correcta porque está condenado por defraudar al Estado cuyo patrimonio debía cuidar”, indica una parte de la condena que lo juzgó por percibir simultáneamente haberes del Estado provincial y del municipio de Trevelin, donde era empleado de planta antes de irse a Rawson.

Alarcón, que era empleado de planta permanente de la Municipalidad de Trevelin desde 1996, fue nombrado director General de la Provincia el 10 de diciembre de 2015, cuando Das Neves asumió su último mandato como gobernador.

El juez tuvo por probado que el acusado no puso en conocimiento del municipio, conducido por Omar Aleuy, la incompatibilidad que estaba obligado a informar de acuerdo a lo establecido por la Ley de Ética Pública, la Constitución Provincial y el Estatuto del empleado provincial.

Esa omisión llevó a que comenzara a percibir los dos sueldos, uno por la función provincial y otro por el empleo municipal, situación que se extendió desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el 1 de marzo de 2018. Recién entonces solicitó licencia política.

Alarcón estaba obligado por la ley a ser garante del cumplimiento de las normas en lo que a él compete. Por esa razón, silenciar su situación ante la Municipalidad de la cual era empleado le posibilitó la percepción de dos sueldos contemporáneamente, y de ese modo se configuró una modalidad de comisión por omisión del delito de estafa, agravada por ser en perjuicio de la administración pública.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico