Chocó contra un árbol y volcó en Kennedy y Cayelli

Karina Mercado conducía un Chevrolet Astra hacia su trabajo, ayer a las 14, cuando por razones que se tratan de establecer perdió el control del vehículo y se estrelló contra un árbol del bulevar de Kennedy y Cayelli, producto de lo cual volcó sobre la avenida.

 Karina Mercado perdió el control del Chevrolet Astra -dominio IKR 228- que conducía ayer a las 14 y se estrelló contra un árbol del bulevar de Kennedy y Cayelli, en el barrio Pueyrredón.

En el lugar intervino policía de la Seccional Tercera y Bomberos Voluntarios que llegaron al rescate de la mujer que había quedado atrapada en el interior del vehículo que terminó costado sobre la calzada.

Ezequiel, un testigo del accidente, le contó a Diario Patagónico: “dice (la mujer) que se le cruzó un auto y se dio con el árbol y volcó. Dio una vuelta y quedó ahí”.

La mujer fue rescatada por bomberos y policías y una vez que pudo ser inmovilizada, recibió los primeros cuidados médicos por parte del doctor Alexis Aguirre que llegó a bordo de una ambulancia del servicio de emergentología.

Karina, según su marido se dirigía al Sanatorio de la Española donde trabaja como radióloga.

Trabajadores del servicio de higiene urbana comentaron que habían estado trabajando minutos antes en ese bulevar y que si en ese momento todavía hubiesen continuado allí habrían corrido riesgo de ser embestidos por el automóvil.

Mientras, la oficial de la Seccional Tercera levantaba las medidas del accidente y tomaba testimonios en el lugar, varios vecinos se habían dado cita para ver lo que ocurría. La curiosidad de saber qué sucedía también parecía invadir a los automovilistas que se detenían a observar el panorama en plena avenida.

NUEVO ACCIDENTE

Pese a que trabajaba en el lugar personal municipal de Tránsito, en un momento se escuchó un fuerte ruido. Se trataba de un nuevo choque.

Un Volkswagen Gol embistió en la parte trasera a una camioneta frente a la Policía y los inspectores, sobre la vía de norte a sur de la avenida, frente al lugar del vuelco.

Muchos optaron por aplaudir la impericia de los conductores de modo gracioso, y otros se lamentaban de la manera imprudente de los automovilistas para circular por el lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico