Chocó, se bajó y se escapó corriendo

Un hombre que conducía un Renault Kwid de sur a norte por la avenida Ducós perdió el control del vehículo y se estrelló contra un Ford Focus que estaba estacionado frente a la iglesia de Schoenstatt en el que estaba una mujer que solo sufrió traumatismos leves. El responsable del siniestro escapó corriendo en dirección al centro, olvidándose un teléfono celular.

Un hombre que al cierre de esta edición aún no había sido identificado por la Policía ayer a la mañana protagonizó un fuerte choque en la avenida Ducós y se escapó corriendo del lugar dejando los destrozos en el lugar.

Se trata del conductor de un Renault Kwid -dominio AD 493 QO- que viajaba de sur a norte por la avenida Ducós en dirección al Centro y que por razones que se tratan de establecer perdió el control del vehículo y se estrelló contra la parte trasera de un Ford Focus –patente JKR 475- que estaba estacionado frente a la Iglesia de Schoenstatt.

En el Focus se encontraba Elcira Neira, una mujer que esperaba que su marido retornara de una consulta oncológica en el CABIN. Contó que escuchó un fuerte golpe y el sacudón tras el choque del Renault contra su vehículo, un automóvil que habían comprado hace poco.

Ella fue quien dijo que el conductor del Renault se bajó, caminó unos metros, retornó al automóvil y finalmente salió corriendo en dirección al centro. Elcira cree que entró en pánico y esa fue su respuesta a lo que provocó. La Policía de la Seccional Primera que intervino en el lugar suscribió su teoría.

Además de la Policía, llegó a intervenir en el choque personal de Tránsito Municipal y de Defensa Civil. Elcira fue auxiliada por una ambulancia del Hospital Regional y al constatar que no tenía lesiones graves, y solo se trataban de traumatismos leves le dieron el alta médica.

La Policía encontró un teléfono celular en el interior del automóvil, por lo que trataban de identificar al conductor despavorido, ya que no sabían si se trataba del dueño del automóvil o de un amigo del dueño. Los dos vehículos quedaron secuestrados preventivamente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico