Chubut elegirá a su primer diputado para el Parlasur

Las elecciones de este año suman como condimento la elección de un diputado para integrar el Parlasur, un cargo que deberá atravesar el sistema PASO de agosto y las generales de octubre, junto a la boleta del Presidente, gobernador y legisladores. Miguel Montoya, Argentina Martínez y Juan Garitano son los nombres que suenan para ese rol desde el oficialismo.

 El 29 de diciembre, 13 días después de su media sanción en Diputados, el Senado aprobó con 37 votos a favor la modificación del Código Electoral Nacional necesaria para habilitar la elección directa de parlamentarios del Mercosur, un organismo constituido en diciembre de 2006 para reemplazar la Comisión Parlamentaria Conjunta que hasta entonces funcionaba a nivel legislativo con sus estados miembro.

Originalmente estaba constituido por 18 parlamentarios de cada país, elegidos entre los miembros de sus poderes legislativos para realizar sesiones plenarias mensuales a partir de mayo de 2007. En su propio proceso orgánico, y mediante el acuerdo entre sus estados parte, se determinó que los parlamentarios debían ser designados por elección directa tal y como lo establece el protocolo de creación del organismo.

Este correlato, convalidado por el Consejo del Mercado Común, fue la base para acordar que los países que tengan más de 15 millones de habitantes lleven 18 parlamentarios, mientras los de 40 millones elegirán 18 parlamentarios, más un representante por cada millón. Así, a la Argentina le corresponden 43; Brasil aportará 75; Venezuela, 33; Paraguay, 18, y Uruguay, 18.

Actualmente, solo Paraguay cumple con este requisito de que sus parlamentarios sean representantes directos, con lo que Argentina se convierte en el segundo estado miembro en adecuarse a la normativa.

La ley sancionada en Argentina, determina que los 43 parlamentarios del Mercosur se elegirán en dos categorías diferentes: una será a escala provincial -es decir en la boleta del candidato a gobernador y diputados provinciales-, aportando así cada provincia y la Capital Federal su propio legislador, mientras que los restantes 19 se elegirán como distrito único, en una campaña nacionalizada ya que serán un bloque mas en las boletas presidenciales, que también incluyen –en el caso de Chubut- a tres senadores nacionales e idéntica cantidad de diputados nacionales.

Como se indicó, ambas categorías deberán atravesar el sistema PASO, establecido tanto a nivel nacional como provincial, de modo que cada partido debe presentar sus candidatos en el mismo plazo planteado por ejemplo para los cargos ejecutivos, es decir que deberán oficializarse no más allá de los 50 días previos a la elección.

LOS NOMBRES

La boleta del parlamentario integrará en la categoría provincial la lista que lleva gobernador y vice, diputados provinciales, intendente, vice y concejales, y por tratarse de un cargo que debuta habrá que ver cuál es la incidencia del nombre elegido o capacidad de arrastre para otros cargos; un tester que se pondrá a prueba en esta elección y donde no es un dato menor -mas allá de que ella no lo haya confirmado- el hecho de que podría ser la presidente Cristina Kirchner quien encabeza la nómina de 19 candidatos nacionales en esta categoría por el distrito único. Es decir que su nombre podría estar debajo del aspirante a la Presidencia por el Frente para la Victoria y arriba de cada candidato a gobernador.

En esta línea, por el oficialismo chubutense el del fiscal de Estado Miguel Montoya es uno de los nombres que se barajan para la boleta, junto al de la diputada provincial Argentina “Ica” Martinez, de quien se dice tiene expectativas en el cargo si finalmente no llegara a integrar la fórmula de la gobernación junto a Martín Buzzi.

El ministro coordinador Juan Garitano sería otro candidato viable ya sin la posibilidad de retornar al Ejecutivo de Trevelin al que había renunciado para asumir en el gabinete provincial y donde ya hay varios precandidatos, y posicionado en un paño donde varias fichas ocupan los plenos para ocupar bancas en el Congreso Nacional.

Mientras, la oposición no ahorró cuestionamientos a este nuevo cargo electivo, no desde la óptica de la representatividad e integración regional sino calificándolo de oportunista, dado que integraría a Cristina y su alta imagen positiva en una boleta electoral clave, para ocupar un cargo que recién se hará efectivo en 2019.

Así, habrá que ver cuál es la estrategia a aplicar en un tablero que sin dudas tendrá sus diferencias en el plano nacional como en el provincial, pero que en función de que las elecciones son conjuntas -pese a los intentos de los principales opositores por desdoblarlas-, el nombre elegido no carece de relevancia.

Mientras en el caso de la UCR el nombre que se baraja con mayor fuerza es el de la ex senadora Marta Raso, el “dasnevismo” podría inclinarse por Graciela Di Perna, hoy senadora y a cargo de la agrupación política Ramón Carrillo desde donde se fogonea el activismo sanitario, aunque con pocas chances concretas de volver a la Secretaría provincial de Salud en un eventual triunfo de la línea, dado su pasado reciente al frente de la cartera, que además hoy es ministerio porque ya no está a cargo del mismo un pariente directo del titular del Poder Ejecutivo. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico