Chubut trazó su balance de los ParaEpade 2018

Luego del segundo puesto que consiguió la provincia, los responsables del área de Discapacidad de Chubut Deportes dieron su mirada acerca de la importancia que tiene el participar de estos certámenes.

Leandro Peña y Leonardo Carrizo, responsables del área de Discapacidad de Chubut Deportes, hicieron un balance de la participación de la delegación provincial en los primeros Juegos ParaEpade, desarrollados en Santa Rosa, La Pampa, la semana pasada.

Fue del 23 al 28 de abril, en Santa Rosa, La Pampa, que la delegación de deportistas chubutenses con discapacidad tomó parte de la primera edición de los Juegos ParaEpade, donde obtuvo un meritorio segundo lugar, con un total 25 unidades, a sólo seis del campeón Río Negro.

“Estamos muy contentos por la forma que se desarrolló todo a pesar que sabíamos que sería una semana dura de trabajo” destacó Peña, quien agregó que en cuanto a la conformación del equipo “no fuimos tan armados como años anteriores, porque en algunas categorías no encontramos chicos en toda la provincia, lo cual es bueno porque significa que en determinadas patologías no hay discapacidad”.

Remarcó que “en algunas cuestiones sabíamos que no estábamos como nosotros queríamos, porque no tuvimos evaluaciones previas, sin embargo hubo un buen desarrollo, porque en casi todas las categorías que competimos, los chicos se llevaron medallas y finalizamos con un importante segundo puesto, aunque no hacemos tanto hincapié en la competencia sino más que nada en la participación y el darle la posibilidad a chicos del interior y no solamente de las ciudades más grande”.

Respecto a la localía para el año venidero, Peña sostuvo que “será un lindo desafío para nosotros por ser locales. Aparte de la participación, es un encuentro muy divertido, por lo que intentaremos que pasen una semana agradable. Ahora tenemos que ponernos a trabajar en ver los complejos que puedan a llegar a ser sede, para comenzar a diagramar la logística”.

Jugar de local

Por su parte, Carrizo añadió en cuanto a la logística que “la previa es complicada. Hay que buscar a los chicos, hablar con los padres, buscar a quienes los van a acompañar. Fue un trabajo arduo pero satisfactorio. Más allá de eso, después hay otros cuidados que tienen que tener estos chicos, que con los convencionales no pasa y por suerte nos salió todo bien.

El resultado significó un regalo porque a pesar que hicimos un buen trabajo de logística, sabíamos que no íbamos con equipo completo, por lo que el segundo puesto superó nuestras expectativas”.

En el cierre y respecto a lo que se viene el año próximo, indicó que será “un gran desafío y esperamos en acompañamiento de todos. Hay un comité que incluye gente de todas las provincias, que van es pos del torneo y colaboran a destajo con los organizadores de turno. La Pampa tuvo una gran organización y dejó la vara muy alta, pero esperamos que en Chubut, podamos estar a la altura”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico