"Chucky" Monsalvo vuelve a la cárcel

La juez Mónica García dictó la prisión preventiva para Cristian "Chucky" Monsalvo y Bruno Bustamante hasta el miércoles de la semana que viene por el asalto a la bicicletería "Saidmar", donde intentaron llevarse 160 mil pesos pero fueron reducidos por la Policía cuando huían. Bustamante declaró y dijo que había ido a comprar frenos para la bicicleta de su primo y que él no tenía nada que ver.

Ayer en la Oficina Judicial se llevó a cabo la audiencia de control de detención y formalización de la investigación preparatoria contra Cristian “Chucky” Monsalvo (26) y Bruno Misael Bustamante (18), detenidos por su presunta participación en el asalto a la bicicletería “Saidmar”, ocurrido el jueves a las 11:30 en Polonia y Canadá.

Monsalvo, que gozaba de salidas transitorias de la Alcaidía Policial por varios delitos cometidos desde que cumplió 18 años, fue sorprendido por la Policía de Investigaciones y de la Seccional Tercera cuando escapaba corriendo de la bicicletería, por lo que se le revocó el beneficio mientras cumplía una condena por un caso de encubrimiento por receptación ocurrido en junio del 2016 por el que se lo había declarado reincidente por tercera vez.

Ayer, quien precisamente había logrado aquella declaración de reincidencia y el reconocimiento de ese delito en un juicio abreviado, el fiscal Julio Argentino Puentes, le formalizó a Monsalvo ante la juez Mónica García esta nueva investigación por presunto “robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego en grado de tentativa”. A Bustamante, en tanto, lo imputó por la presunta comisión del delito de robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa.

Puentes detalló sobre el hecho que luego de tocar el timbre en la bicicletería “Saidmar” ingresaron dos sujetos, primero uno más alto y luego otro más bajo que se cubrió el rostro.

El más bajo sacó un arma de entre sus prendas de vestir y amenazó a la víctima para que le entregue todo el dinero; incluso le apuntó en la cabeza. En el interior los sospechosos redujeron por medio de forcejeos también a un empleado y a una pareja de ancianos de 84 y 79 años. Los asaltantes se llevaron una billetera, un teléfono, pertenencias de los damnificados y unos 140 mil pesos que luego fueron recuperados. Según Puentes, la Policía persiguió a los sospechosos cuando los vieron salir corriendo.

En octubre de 2015, Monsalvo había sido condenado a tres años de prisión efectiva durante un juicio abreviado en el que había sido declarado reincidente por segunda vez, y en donde le revocaron la libertad asistida.

En esa oportunidad le unificaron la pena con la de siete años que venía cumpliendo y con los delitos que cometió acompañado con Gabriela Correa (alias “la viuda negra”) y las condenas se le unificaron en 9 años y 6 meses.

Desde que cumplió 18 años y asaltó un comercio de la avenida Estados Unidos, Monsalvo viene cumpliendo condenas unificadas, la mayoría de ellas por robos. En marzo de 2013 ya había sido condenado a la pena de 28 meses de prisión, cuando cumplía otros seis años, y fue declarado entonces por primera vez reincidente. En ese acuerdo se le incluyeron cuatro legajos más de investigación: dos de ellos por tentativas de robos simples y los restantes por tentativas de robo agravado.

Ayer “Chucky” no declaró y fue asistido por el representante de la Defensa Pública, Ariel Quiroga.

SE DECLARA INOCENTE

El que sí declaró en la audiencia de ayer fue Bustamante, quien recibió el asesoramiento del abogado Mauro Fonteñez y le dijo a la juez García que había ido a comprar frenos para la bicicleta de su primo, encontrándose con un hecho del que era totalmente ajeno.

El abogado Fonteñez, a su turno, cuestionó el relato del hecho por entender que no surgía del mismo cuál era la conducta que su asistido tuvo en el delito y que no estaba clara su participación. Además, mencionó que no tiene antecedentes penales y propuso para cautelar la investigación la prohibición de acercamiento a la víctima por parte de Bustamante.

A su turno el fiscal Puentes solicitó la prisión preventiva de ambos detenidos por peligro de entorpecimiento, ya que solicitó una rueda de reconocimiento.

De esa manera, la juez García dictó prisión preventiva para los dos imputados hasta el próximo miércoles cuando se realizará la rueda de reconocimiento por parte de las víctimas. Luego de ese acto se revisará la medida de coerción de los imputados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico