"Chucky" Verón perdió por nocáut frente a Barrionuevo

El catamarqueño Miguel Barrionuevo le propinó la noche del sábado un espectacular nocáut en el sexto asalto al santacruceño Adrián Verón y conservó el título argentino de los welters en un combate desafío denominado “Verón-Barrionuevo 1-La Pelea del Año”, que se disputó en el Polideportivo Roberto Pando del Club San Lorenzo de Almagro ante unos 1.500 espectadores.El zurdo Barrionuevo definió el pleito en forma contundente. Le encontró la medida a Verón cuando le descargó su mano más poderosa -la izquierda- sobre la zona del oído y luego le asestó un potente cruzado de derecha al mentón para mandarlo directo a la lona.Verón, muy sentido, se pudo levantar pero sus piernas no le respondieron y su mirada estaba perdida mientras escuchaba la cuenta del árbitro Mario González, que lo abrazó para mantenerlo de pie y dictaminó el nocaut ante el estupor de su rincón.En los primeros asaltos, Barrionuevo tuvo el control del ring, fue el dominador a pesar que no pudo conectar golpes potentes porque Verón lo mantenía a distancia.El catamarqueño sufrió una herida debajo de la ceja derecha producto de un choque de cabezas accidental, una circunstancia que lo preocupó porque emanaba bastante sangre y le imposibilitaba una visión correcta. Verón aprovechó el quedo de su rival y trabajó más cerca del cuerpo de su rival, lo que le permitió conectar algunos golpes que no alcanzaron para conmover al campeón. De todos modos, ello le permitió sumar a favor a partir del cuarto capítulo.Sin embargo, en un descuido, Barrionuevo mostró sus credenciales de noqueador y definió el pleito. “Esta era una pelea para estar atento, no confiarse y estar en todos los detalles. Somos dos boxeadores fuertes y el que se equivocaba perdía. Yo estoy siempre atento y me gusta sorprender como lo hice”, explicó Barrionuevo cuando se bajó del ring.“Accidentalmente tuvimos un choque de cabezas y me produjo un corte que no me dejaba ver bien. Pero aproveché el momento cuando Verón se confió, me dio la medida y pude descargar dos golpes certeros. Ahora seguiremos entrenando y veremos si sale alguna pelea importante”, señaló el catamarqueño, que ahora aguarda una chance en el exterior.Los promotores Mario Margossian y Sampson Lewkowicz, representantes de Verón y Barrionuevo, firmaron un acta acuerdo para realizar la pelea revancha, organización que estará a cargo del segundo antes de finalizar este año, seguramente en la ciudad de Catamarca.Ambos promotores se comprometieron a que si el ganador del combate tiene una oferta para disputar un título internacional tendrá la conformidad de la otra parte para que concrete la pelea, pero respetando siempre el contrato para enfrentar a su rival.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico