Cirujano residente custodiado por la policía en el Hospital

Momentos de tensión se vivieron en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia donde se conoció que un médico cirujano residente debió ser custodiado por dos policías. Las versiones son confusas: mientras un sector sostenía que el profesional había pedido custodia por haber sido amenazado, otro afirmaba que había recibido una carta donde se lo intimaba a no dejar el servicio.

El responsable del Comité de Crisis del Hospital Regional, Sergio Jaime, informó esta mañana que “ayer a la tarde me llamó el doctor José María Barbetta diciendo que había sido amenazado y me pidió que dé por escrito que se tenía que quedar a hacer guardia y que a las 8 se iba”. Asimismo, aseguró que “tengo testigos para aseverar esto”. 

En contraposición, Carlos Magno, secretario general de la Regional Sur de ATECh, aseguró, en diálogo con Radio Del Mar, que el único médico cirujano que estaba trabajando hace 24 horas en el Hospital Regional fue “retenido” en el edificio por efectivos policiales.

“Lo tienen arriba privado de su libertad porque habría una orden del Ministerio para que no abandone el edificio”, dijo Magno respecto del profesional que era custodiado.

En ese marco, el grupo de trabajadores que estaba en asamblea salió a las escalinatas, mientras cinco patrulleros llegaron al estacionamiento del nosocomio.

El médico residente del Hospital Regional se habría negado a quedarse a cargo del área de cirugía tras la solicitud de las autoridades, por lo que dos policías lo mantenían agarrado de sus brazos y no lo dejaban salir.

José María Barbetta recibió una carta de las autoridades en la que se le indicó: “intimo a usted a no abandonar el servicio de cirugía en el cual desarrolla áreas bajo apercibimiento de denunciar penalmente su accionar contrario a derecho”. De acuerdo a lo informado por Jaime, la misiva se le envió por pedido del profesional ya que había recibido amenazas de otros médicos para que abandonara el servicio.

Al respecto, Horacio Navarro, de ATE, dijo que “están extorsionándolo para que no abandone el Hospital. Esto es represión y afecta al conjunto de los trabajadores. Están echando leña al fuego”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico