Cobos expresó su temor a un posible acuerdo electoral de Solanas y Massa

El diputado nacional propuso esperar a la Convención Nacional del radicalismo que se realizará el 14 de marzo en Entre Ríos para que “terminen las indefiniciones” de la UCR.

El diputado nacional por el radicalismo mendocino, Julio Cobos, estimó ayer que “si el acuerdo entre Pino (Solanas) y (Sergio) Massa se produce, hay que replantear el esquema de Unen” con vista a las elecciones presidenciales de este año, aunque admitió que “hay versiones bastante cercanas a la verdad” en ese sentido.

“Hay versiones bastante cercanas a la verdad. Si este acuerdo se produce, hay que replantear el esquema de Unen”, evaluó Cobos acerca del probable acuerdo electoral entre el senador Fernando “Pino” Solanas y el líder del Frente Renovador.

Para el ex vicepresidente de la Nación, “esto va camino (a una alianza electoral entre) la UCR-FAP, pero evidentemente hay un indefinición del radicalismo”.

“El propio presidente del partido (Ernesto Sanz) está proponiendo un gran interna amplia”, se quejó para plantear seguidamente que “esta postura trasciende la voluntad del radicalismo y ya sabemos que el socialismo no lo acepta y el PRO no quiere saber nada con el Frente Renovador”.

En una entrevista por radio Nacional Rock, el legislador propuso esperar a la Convención Nacional del radicalismo que se realizará el 14 de marzo en Entre Ríos para que “terminen las indefiniciones” de la UCR.

“Hay que tomar una definición rápida que marque un destino claro”, porque “no nos ha sido favorable estas indefiniciones”, aseguró y agregó que “la gente quiere certezas, no quiere confusiones y esperemos que la UCR esté a la altura de las circunstancias”.

MARCHA POR NISMAN

Sobre la denominada Marcha del Silencio, el ex vicepresidente admitió que la oposición política no cuenta con un poder de convocatoria como la que se produjo, según su opinión, el miércoles último, al señalar que “¿usted cree que la oposición puede convocar a 300 o 400 mil personas?”.

Para Cobos, fue “una marcha que surgió por un convocatoria que hicieron los compañeros de trabajo del ex fiscal (Alberto) Nisman, su esposa y sus hijos” que “decidieron homenajearlo”.

“Puede haber algunos intereses mezclados, pero era una marcha para homenajear al fiscal”, evaluó y cuestionó que “sólo escuché al (senador Miguel Ángel) Pichetto hacer un sentido homenaje”.

“El resto (del oficialismo) tuvo descalificaciones hacia Nisman cuando iba a asistir al Congreso y también una vez fallecido”, criticó.

Según el diputado de la UCR, “el descalificar desde el comienzo la marcha motivó que fuera más gente para brindar certeza y esclarecimiento de la muerte que depende de la justicia”.

“No conocemos las pruebas de la denuncia de Nisman, supongo que (el fiscal Gerardo) Pollicita tendrá las pruebas para imputar a la Presidenta y al ministro de Relaciones Exteriores “, subrayó.

Por último, expresó su temor por el desarrollo de la causa de las escuchas ilegales en la ciudad de Buenos Aires en la

que está procesado el jefe de Gobierno porteño, al indicar: “sería bueno que (Mauricio) Macri recibiera un sobreseimiento definitivo para que no nos sorprenda cerca de las elecciones”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico