Colón despidió a “Mostaza” Merlo

 Colón de Santa Fe despidió ayer al técnico Reinaldo “Mostaza” Merlo luego de la derrota con San Lorenzo el sábado, en el debut por el campeonato de Primera división, y la polémica iniciada por el mediocampista David Ramírez, que cuestionó el planteo de juego en el Nuevo Gasómetro.

El presidente Eduardo Vega y el viceprimero Víctor Godano le comunicaron la decisión ayer a la mañana al entrenador, al tiempo que se concentraron en la búsqueda de un reemplazante, confiaron fuentes del club santafesino.

Jorge Burruchaga, Omar De Felippe y Gabriel Batistuta -ex manager de la institución- encabezan la lista de candidatos para la sucesión del plantel, que de momento, será dirigido en forma interina por Javier López, técnico de Reserva y ex futbolista “sabalero”.

La entidad de Santa Fe provocó el alejamiento del primer técnico en lo que va del torneo, sin muchos antecedentes en Primera división de cortar el crédito con tan sólo un partido jugado.

Merlo, de 64 años, inició su ciclo en Colón cuando restaban cuatro fechas para el final del campeonato de la Primera B Nacional, que se coronó con el rápido retorno a la máxima categoría. Luego, en diciembre, acordó su continuidad y comandó los trabajos de pretemporada, que se realizaron en Santa Fe en el marco de un plan de austeridad, obligado por la difícil situación económica de la institución.

Pero su salida se precipitó por el pésimo debut en el campeonato 2015 (0-2 ante San Lorenzo) y las críticas en caliente de Ramírez, que una vez terminado el partido en el Bajo Flores, caracterizó a Colón como “un equipo entregado” a la derrota, en alusión directa a la propuesta conservadora del DT.

El “Mago” amplió ayer la polémica con “Mostaza”, al que trató de “técnico defensivo” y acusó por la “falta de respeto” que significó su exclusión del equipo principal y suplente en la práctica del jueves pasado, “luego de haber sido titular hasta el miércoles y durante toda la pretemporada”.

Ramírez, de 33 años, aclaró que sus críticas no fueron “por no jugar” desde el inicio en el Nuevo Gasómetro (ingresó a los 23 minutos del segundo tiempo) sino por su deseo de “ganar”, que entendió condicionado por la propuesta del entrenador.

“No lo dije porque no estaba jugando sino porque quiero ganar; pienso en el equipo y veo cosas que no lo favorecen. A mi edad, sé que me queda poco de carrera y no necesito venderme a ningún lado”, explicó a radio “La Red” el ex jugador de Sportivo Italiano, Ferro Carril Oeste, Olimpo de Bahía Blanca, Godoy Cruz de Mendoza, Gimnasia de Jujuy, Unión Española de Chile, Vélez Sarsfield y Millonarios de Colombia.

“Respeto a todos los técnicos, por más que sean defensivos, y no me meto en sus formas de trabajo. El (Merlo) tiene la suya, a veces le ha dado resultados y otras veces no tanto”, matizó antes de admitir que la propuesta de juego de “Mostaza” no favorece a sus condiciones de mediocampista ofensivo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico