Comenzó el juicio del malabarista acusado de golpear y abusar de un bebé de 7 meses

Ayer comenzó el juicio contra A.E.O. en el que depondrán ante el tribunal de juicio compuesto por Gladys Olavarría, Daniela Arcuri y Miguel Caviglia unos 56 testigos, 20 de ellos compartidos entre la Fiscalía y la Defensa Pública. El fiscal Martín Cárcamo acusa al malabarista que llegó en prisión preventiva al juicio –durante 18 meses– de dos delitos aberrantes: lesiones graves agravadas por haber sido cometidas con alevosía, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido contra un menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente en calidad de autor. Ayer declaró la madre del menor a la que le quitaron la custodia del niño.

A.E.O. comenzó a ser juzgado ayer ante el tribunal de juicio compuesto por los jueces Gladys Olavarría, Daniela Arcuri y Miguel Caviglia por el delito que el Ministerio Público Fiscal tratará a lo largo de estas jornadas probar: lesiones graves agravadas por haber sido cometidas con alevosía, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido contra un menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia preexistente en calidad de autor. Ayer declaró la madre del menor a quien le quitaron la custodia del niño.

Se trata de los hechos cometidos en marzo de 2018 en contra de un bebé de 7 meses, en un departamento del barrio LU4 de Comodoro Rivadavia.

El acusado llegó a juicio después de 18 meses bajo prisión preventiva y a lo largo del proceso asegurando que es inocente y que a la criatura nunca la tocó. Mientras, el bebé que tiene ahora 2 años está bajo la guarda de la Asesoría de Menores, Pobres e Incapaces de Comodoro Rivadavia y desde el Juzgado de Familia se dispuso que sea entregado en guarda a una familia sustituta.

El juicio se desarrolla a puertas cerradas para el público, ya que se ventilan delitos de instancia privada como el abuso sexual, por lo que solo estuvo presente en la sala la madre del acusado, previa autorización del tribunal de juicio.

El hecho que intenta probar el Ministerio Público Fiscal, en cabeza del fiscal Martín Cárcamo y la funcionaria Lorena Garate, habría ocurrido el 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20, cuando el bebé se encontraba recostado llorando en la cama de dos plazas del dormitorio de su madre al cuidado del acusado A.E.O.

Según la acusación fiscal, en el momento en que la madre del menor se retiró a comprar el acusado, a sabiendas de que la madre no podía ingresar porque carecía de llaves, provocó diversas lesiones al menor, calificadas como graves ya que pusieron en riesgo la vida del niño. Seguidamente, entre el 21 y 25 de marzo de 2018, se habría producido un hecho de abuso sexual con los mismos protagonistas.

LA MADRE

Ayer se conocieron los testimonios de la madre, F.J.; de una vecina y de una amiga de la mujer, como así también el de un médico. La madre del niño señala al acusado como el autor de haber golpeado al niño, mientras que algunos de los testimonios que se escucharon ayer señalaron el descuido del bebé por parte de quien debía protegerlo.

La defensa del acusado es llevada a cabo por el defensor público Esteban Mantecón que buscará probar que las lesiones que sufrió el bebé fueron accidentales y que quien estaba la mayor parte del día al cuidado del niño era su madre.

En representación del menor estuvo la asesora de Menores, Verónica Roldán, y hoy se esperan los testimonios de varios profesionales que entendieron en la causa, que tiene la complejidad que la víctima no habla y no puede relatar lo que ocurrió en ese seno de confianza en el que sufrió las lesiones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico