Comenzó el juicio por el caso Píparo

La mujer recordó que les dijo a los delincuentes “te doy todo, estoy embarazada”.

Carolina Píparo declaró durante casi dos horas ante el Tribunal Oral Criminal II de La Plata, en el juicio a los siete hombres acusados de participar en la salidera, ocurrida el 29 de julio de 2010.
Con lágrimas en los ojos, Píparo comenzó a relatar cuando fue con su madre a la sucursal del Banco Santander Río de La Plata a retirar 10 mil dólares y 13 mil pesos que necesitaba para escriturar una vivienda.
La mujer no pudo identificar ayer en el juicio y entre todos los imputados al autor material del disparo.
La mujer recordó que “tenía miedo a la inseguridad en general, no a las salideras”, sino a que entraran a su casa.
“Me consideraba precavida pero evidentemente no lo fui” reconoció al detallar que no tomó recaudos al ir a retirar esa suma de dinero de la entidad bancaria con el fin de comprarse una casa.
Recordó que al entregarle el dinero, ella procuró “tapar la operación para que la gente no viera el retiro del dinero” ya que el cajero le pareció “torpe”.
La mujer se retiró del banco con su madre María Ema Cometta y tras ascender al auto que había dejado en el estacionamiento del banco, se dirigió a su casa, en las calles 21 y 36 de La Plata.
“Estaciono y no alcanzo a abrir la puerta que me la abren y un hombre me grita ‘dame la guita que sacaste del banco, hija de puta’, y yo grite ¡no! y hasta hoy me pregunto por qué grité ¡no!, porque no era un no de no darle el dinero, y no sé si tomaron ese no como una negativa”, detalló conmovida.
Relató que sintió un golpe en la cabeza, sangre en uno de sus ojos y que fue “arrancada del auto”, cayendo a la vereda, por lo que le rogó al agresor que no le hiciera nada.
Añadió que le dijo: “Te doy todo, estoy embarazada!, lo que era una tontería porque mi panza era gigante”.
“No sentí el balazo, no sentí el ruido, me recuerdo de rodillas, sin poder respirar y pensando ‘me estoy muriendo y qué va a hacer mi marido con el bebé’, yo pensé que Isidro no corría riesgo, que estaba protegido”, afirmó y estimó que el balazo se lo habrían efectuado cuando ella estaba de rodillas.
Recordó que despertó en la sala de terapia intensiva del hospital San Roque de Gonnet y le preguntó a su esposo por Isidro y éste le dijo “la está luchando”.
El bebé nació tras una cesárea de urgencia y murió siete días después.

EL AUTOR MATERIAL
La mujer no pudo identificar en el juicio y entre todos los imputados al autor material del disparo.
“No estoy segura. No puedo decir quién fue”, dijo Píparo al acercarse a los siete imputados e intentar identificar al autor material del balazo, aunque luego aseguró que podía señalar quién de todos ellos no había sido e hizo parar el mayor de los acusados, Carlos Jordán Juárez (45).
“No recuerdo la cara exacta, recuerdo los ojos brillantes, color miel, el pelo morocho y la cara poceada, pero la fisonomía exacta no”, precisó.

LOS ACUSADOS
Por el hecho, llegan detenidos al juicio el sindicado autor material del disparo, Carlos Burgos (19); el hombre que está acusado de “marcar” a Píparo dentro del banco, Miguel “Pimienta” Silva (43); Luciano López (20), Carlos Moreno (20), Juan Manuel Calvimonte (25) y Carlos Jordán Juárez (45).
También deberá enfrentar al tribunal el imputado Augusto Claramonte (44), quien actualmente se encuentra en libertad y goza de una falta de mérito.
Los siete imputados están acusados de “asociación ilícita, robo doblemente calificado en concurso real con homicidio triplemente calificado por haber sido perpetrado con alevosía, con el concurso premeditado de dos o más personas y criminis causa en grado de tentativa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico