Comenzó el juicio por el homicidio de Hugo Barrientos

Esta mañana comenzó el juicio en los tribunales del barrio Roca, por el homicidio de Hugo Barrientos ocurrido en febrero del 2012 en el barrio Moure y que tiene como imputado a Luis Alberto Vidal. Mañana continuarán presentándose las pruebas testimoniales.

El tribunal del juicio fue integrado por Alejandro Soñis, Gladys Olavarría y presidido por Hugo Juárez, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal asistió Adrián Cabral, fiscal general; y la defensa del imputado fue ejercida por María Cristina Sadino y Esteban Mantecón, defensores generales.

La jornada de inicio del juicio se realizó en la mañana de hoy, por la muerte de Hugo Barrientos ocurrido en febrero de 2012 que tiene como imputado a Luis Alberto Vidal. Previamente la defensa planteó nulidades y pudo escucharse el testimonio de cinco personas. Mañana se espera continuar con la recepción de prueba testimonial.

El fiscal manifestó que probará la materialidad y autoría del hecho ocurrido el 5 de febrero del 2012, cerca de las 7 de la mañana, momento en que Luis Alberto Vidal se encontraba junto a Hugo Barrientos en el domicilio de éste último ubicado en calle Ostoich, del barrio Abel Amaya.

Vidal le efectuó un disparo con un arma de fuego calibre 22, a una distancia no mayor a 10 centímetros, en la región temporal derecha, que provocó fractura por penetración, con la clara intención de causarle la muerte, ya que apuntó a la cabeza de la víctima y la distancia desde la que efectuó el disparo.

Barrientos sufrió un paro cardio respiratorio traumático debido a lesión cerebral provocada por el proyectil y falleció el 8 de febrero de 2012. Calificando el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, con una pretensión punitiva de 14 años de prisión.

La defensa planteó la nulidad de una pericia informe balístico y de la extracción de sangre que se realizara a Vidal con el argumento que toda prueba obtenida de manera ilegal debe ser excluida del proceso. El Fiscal solicitó se rechacen dichos planteos, en tanto que el tribunal difirió el tratamiento del planteo “hasta el veredicto” ya que “debe valorarse la producción integral de la prueba para expedirse al respecto” sostuvieron.

  TESTIMONIOS  

El primer testimonio fue el de la madre de la víctima quién recordó que aquel domingo llega una conocida a su casa a golpear la puerta y comentarle que su hijo se había matado. Otro de sus hijos se dirige hacia la casa de Hugo Barrientos en el barrio Abel Amaya y lleva a su hermano hacia el Hospital. Luego un policía le dice que si hijo tenía un tiro en la cabeza.

También brindó su testimonio la Bioquímica, Sandra Velázquez, quién realizó diversas pericias en el caso. El dermonitrotest a la víctima le dio negativo en ambas manos, sin embargo a Vidal le dio positivo en su mano izquierda, es decir tenía rastros de pólvora en su mano.

Respecto al análisis de la distancia de disparo determinó que había sido a ultra corta distancia, aproximadamente 10 cm. entre la boca del arma y la cabeza, y que los análisis aseguran que no existían rastros de alcohol en sangre.

Otro de los testimonios destacados fue el del hermano de la víctima recordó que fue a la casa de Hugo porque le habían dicho que le había pasado algo, cuando lega estaba Vidal “preparando un vino”. Su hermano acostado en un colchón de costado. Le pregunta que había pasado y Vidal le refiere que “su hermano estaba borracho que no había pasado nada”. Luego se acerca y ve que le empieza a salir espuma de la boca, cuando lo trasladan al Hospital le ve sangre y una herida detrás de la oreja.



Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico