Comenzó el juicio a trabajadores que bloquearon acceso a empresa

El tribunal de la Cámara en lo Criminal de Caleta Olivia, conformado por los jueces Juan Pablo Olivera, Jorge Alonso y Mario Albarrán, comenzó a juzgar ayer a los tres trabajadores petroleros que a fines de febrero de 2014 y por varios días bloquearon los portones de acceso a la base de la empresa de servicios Bacsa en Las Heras.

Caleta Olivia (agencia)

A Martín “Cuellito” Oñate, Néstor Vibares y Jorge Armoa se les imputa los delitos de coacción y entorpecimiento de la actividad económica y laboral, siendo indistintamente defendidos por los abogados particulares Alberto Luciani y Carlos Toledo Vargas,

La primera audiencia comenzó pocos minutos después de las 10, pero media hora antes, frente edificio de la Cámara, se concentraron numerosos manifestantes del Partido Obrero y afiliados a dos gremios de trabajadores estatales, ATE y ADOSAC (docentes), además de algunos referentes de la agrupación petrolera Aoniken de Las Heras, para manifestares su apoyo con un gran despliegue de pancartas y redoblantes.

Además, fue notoria la asistencia de varios dirigentes políticos y gremiales de esta provincia y de Buenos Aires que asistieron a la primera jornada de juicio oral y público, expresando previamente ante medios periodísticos su repudio al proceso judicial contra los imputados.

Al respecto coincidieron en señalar que se trata de una causa armada para acallar reclamos de los trabajadores y despotricaron contra las empresas petroleras y el gobierno provincial, añadiendo que la justicia es funcional a sus intereses.

En la sala de audiencias estuvieron, además de familiares de los acusados, la diputada por Buenos Aires de Izquierda Socialista,

Mónica Schlotthauer; el concejal del Partido Obrero de Gobernador Gregores, Pablo Lombroni; el secretario provincial del gremio docente, Pedro Cormark; y el dirigente provincial del Partido Obrero, Miguel del Plá.

También concurrieron Héctor Ampuero (ATE Las Heras), Adriana Astolfo (ADOSAC Pico Truncado), Ileana Celotto (Asociación Gremial Docente de la UBA) y dos delegados gremiales de la fábrica de neumáticos Pirelli de Buenos Aires.

NUMEROSOS TESTIGOS

Vale señalar que en la primera audiencia que se extendió hasta avanzada la tarde declaró una docena de testigos, entre ellos un encargado de la base de la empresa bloqueada y otros dos obreros que también estuvieron detenidos pero quedaron en libertad a los pocos días, al dictárseles la falta de mérito.

Por el contario, Oñate, Vivares y Armoa permanecieron alojados en calabozos por algo más de tres meses. Los dos primeros eran miembros de comisión directiva del gremio y fueron suspendidos por resolución del resto de la comisión directiva, ya que llevaron adelante una medida de fuerza que no había sido consensuada en conjunto.

Durante el juicio pudo saberse que otros dos manifestantes que protagonizaron el bloqueo por reivindicaciones laborales, habían comenzado a trabajar en la citada empresa una semana antes.

Hoy se realizarían los alegatos y se presume que la próxima semana el tribunal dará a conocer su veredicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico