Comenzó juicio en que los acusados son ex concejales

La Causa tiene como denunciante a Rebecca Fideleff y Hugo Mantuano y cinco denunciados, todos ex concejales, salvo Fideleff que hoy cumple su segundo mandato legislativo. Los hechos investigados ocurrieron en junio de 2006. Los dos ediles, de la bancada minoritaria denunciaron a la mayoría de ese cuerpo, cuatro mujeres y un hombre, por el presunto delito de abuso de autoridad. La mayoría había dispuesto la suspensión de los dos concejales de la oposición, desconociendo lo dispuesto por una resolución del Superior Tribunal de Justicia. El pasado martes alegaban las partes, días después se conocería la sentencia.

Según la Fiscalía, el 14 de junio de 2006, en el seno del Honorable Concejo Deliberante de Epuyén, provincia del Chubut, los ediles Guillermo Melipil, entonces presidenta del cuerpo deliberativo, Mariela Saihueque, Sandra Franco, José Pereyra y Mónica Gómez, dictaron la resolución nº 10/06, mediante la cual resolvieron suspender preventivamente en sus funciones a los concejales Rebeca Judith Fideleff y Hugo Mantuano. Los acusadores sostienen que esto se hizo abusando de la autoridad que el cargo les confería ya que tenían pleno conocimiento de la resolución del Superior Tribunal de Justicia Provincial. Aquella resolución judicial, en la causa caratulada "Fideleff, Rebeca Judith y otro - Concejales HCD de Epuyén s/plantea conflicto de poderes (Expte. Nº 20.367, F, Año 2006)", había resuelto suspender la ejecución de resoluciones anteriores del HCD nº 08/05 y la nº 02/06, pese a lo cual, mediante el dictado de la resolución 10/06 HCD volvieron a decidir en el mismo sentido que habían tomado en las normas anteriores y "suspendidas" por el STJ.
El juicio
 El juicio se realiza según el ordenamiento procesal del viejo Código Procesal y es la Cámara del Crimen quien lo está presidiendo.
Luego de la lectura del pedido de elevación a juicio se tomó declaración a los dos únicos testigos, los dos concejales víctimas del presunto abuso de autoridad. El resto de la prueba es documental.
 El fiscal, Hernán Dal Verme, solicitaría una pena de un año de prisión en suspenso y dos años de inhabilitación para desempeñar cargos públicos, para los cinco imputados en calidad de coautores.
Los denunciantes
 En su declaración Rebeca Fideleff, sostuvo que a su entender, los acusados no cumplieron con una sentencia del STJ por la cual, a ella y su compañero de bloque, se los restituía en sus cargos. Revisando el historial de recursos judiciales que ensayaron, la edil sostuvo que comenzaron presentando un recurso de amparo, pero el juez interviniente se declaró incompetente y decidieron plantear el conflicto de poderes ante el máximo tribunal de la provincia, porque ya habían sido destituidos de sus cargos.
 En relación al comienzo del conflicto, la testigo relató que "la primera suspensión fue porque yo presenté un certificado médico ante el cuerpo, falté a la sesión y ellos lo que me dijeron es que yo cómo podía haber viajado - a Rawson - presentando un certificado médico. Es como que intentaron establecer un nexo de causa entre el viaje y el certificado… intentaban decirme que yo había sacado el certificado para faltar a una sesión, lo cual no es correcto", argumentó Fideleff agregando que ella ese día no se sintió bien y al ver al médico este emitió un certificado que fue el que presentó. "Eso motivó que me hicieran una denuncia penal por estafa, porque gracias al certificado percibí la dieta completa y no se me descontaron $75. Esa denuncia se archivó porque no tenía fundamento".

Persecución política
 Para la mujer, todo lo que relata estuvo fundado en una persecución política, por pertenecer a la primera minoría de la localidad. "Siempre tuve una actitud de crítica a cosas que hacía el ex intendente Rubilar. Eso es en el marco de algunos hechos puntuales como por ejemplo el intento de desalojo a un Centro Cultural, yo lo hice público, defendí a ese Centro Cultural… Eso quizá motivó que no les gustara mis expresiones… Después otras cuestiones que me parece que también llevaron a que se desembocara en esto, fue la caducación de un permiso precario de ocupación a un anciano mapuche en nuestra localidad, que también lo denuncié, lo hice público, lo defendí. Y me parece que también tiene que ver en todo esto, el pedido de revocatoria que numerosos ciudadanos suscribieron, y me parece que esto generó una revancha que yo considero humildemente, sin precedentes porque me destituyeron dos veces. Eso es lo que me movió a mi a hacer la denuncia, porque yo luché por mis derechos para que se me reestablezca en el lugar que a través del voto había conseguido, mi banca, y tuve que acudir al Superior Tribunal de Justicia", relató Rebeca Fideleff.
 La concejal se refirió a una aparición radial que tuvo junto a su par de bancada Hugo mantuano, luego de conocer la primera resolución del Superior Tribunal, para contar a la comunidad que debían ser restituidos. En esa presentación Fideleff dijo que "estaban gobernados por un asesor legal". Según testificó, esas palabras motivaron la segunda resolución del Concejo, fundada de modo similar a la anterior, destituyéndolos nuevamente. Lo que sucedió sin que se alcanzara a cumplir con lo dispuesto por el máximo Tribunal provincial y sin la presencia de los ediles que una vez mas eran removidos de su banca.

El otro edil destituido
 Por su parte el edil Hugo Mantuano fue quien llevó al Concejo un sobre conteniendo el certificado médico que justificó la ausencia de Fideleff a una sesión. Por esto se lo habría acusado de saber que la edil no estaba en su domicilio y que habría colaborado en esta especie de engaño, por el que el Concejo presentó la denuncia penal, finalmente desestimada. En su declaración, Mantuano se refirió a las causas que esgrimió el HCD para fundar su segunda resolución, suspendiéndolos de sus cargos. "Esgrimió que se había   producido una situación enojosa para el Concejo, porque un grupo de vecinos se había presentado en una reunión espontáneamente y los concejales aquí presentes consideraron que nosotros los habíamos ofendido con esa manifestación… la respuesta nuestra fue que nosotros estábamos suspendidos en ese momento… éramos simples ciudadanos… que a resultas de esto, dos concejales tengan que perder su banca me pareció de una absoluta irracionalidad y de un claro manejo de abuso de autoridad", sostuvo.

( Próxima edición dictamen de sentencia)

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico