Comerciantes disparan contra Prades por asentamiento de saladita itinerante
La Cámara de Comercio, Industria, Producción y Servicios de esta ciudad expresó un enérgico rechazo a la instalación de una saladita itinerante en el predio lindero al complejo deportivo "Ingeniero Knudsen". Formuló lacerantes críticas contra el intendente Facundo Prades por permitir ese tipo de actividad, argumentando que perjudica al comercio local, sobre todo en la crisis económica que genera recesión de ventas.

Caleta Olivia (agencia)

El municipio había promocionado abiertamente a la denominada “Feria sin fronteras” que se habilitó ayer, la cual en la práctica es una legión de grandes carpas en las que se vende principalmente ropa.

Recorre distintas zonas del país y últimamente estuvo asentada en localidades de Río Negro y Neuquén, donde también hubo fuertes críticas por parte de la Federación Empresaria de ambas provincias y de la CAME, quienes advirtieron sobre la dudosa procedencia de la mercadería que se expende.

En Caleta Olivia igualmente se generó una fuerte polémica a través de programas informativos radiales y redes sociales. Por un lado el municipio considera que constituye una ayuda a la economía familiar por los bajos costos y los feriantes señalan que ellos pagaron sus impuestos para establecerse, ofrecen mercadería muy barata y además conforman un grupo de aproximadamente 200 personas que dejan dinero en la comunidad por gastos de alimentos y alojamiento.

Esto último es relativo porque El Patagónico pudo observar que la mayoría de quienes conforman el grupo pernocta en trafics o viejos colectivos adoptados como motor-home en los que transportan sus productos y carpas.

Para colmo, no faltaron algunos vecinos que salieron en defensa de la “Feria sin fronteras”, acusando a los comerciantes locales de estar acostumbrados a obtener grandes ganancias con precios excesivos, pero estos argumentan que ellos afrontan elevados costos por alquileres, sueldos de empleados “en blanco” y pago de servicios e impuestos.

“MAFIAS ORGANIZADAS”

La Cámara de Comercio ya había expresado con anterioridad su oposición a las “saladitas” que tienen asiento permanente en la ciudad, pero ahora su malestar es más evidente con la llegada de la feria itinerante que fue autorizada por el intendente Facundo Prades a permanecer por varios días.

En el comunicado de prensa emitido ayer, sus directivos revelaron que “en una reunión mantenida con el Ejecutivo Municipal se expresó el rechazo a la habilitación de dicha feria y a la necesidad de que sea suspendida”.

“Ante la imposibilidad de su suspensión debido a contratos preexistentes –añade-, se acordó trabajar de manera urgente en una nueva reglamentación de las mencionadas ferias”.

Paralelamente denuncia que “este tipo de ferias encubren un sistema diseñado por mafias organizadas que se dedican al trabajo esclavo e informal, trata de personas en talleres clandestinos, contrabando, robo y piratería de mercadería, inseguridad, narcotráfico, competencia desleal y corrupción”.

Remarca también que en la reunión con las autoridades municipales se transmitió nuevamente “el dramático periodo que atraviesa el comercio local por el continuo cierre de comercios”, lo cual genera desocupación laboral.

Al mismo tiempo solicita a los organismos de control y fiscalización, tales como la AFIP, Gendarmería Nacional, Aduana, Migraciones y también al propio municipio, “que realicen los controles e inspecciones correspondientes sobre estas ferias, tal como lo hacen cotidianamente en los comercios locales”.

Finalmente la Cámara pidió públicamente “a nuestros vecinos, no asistir a este tipo de asentamientos y en caso de realizar compras exigir las facturas correspondientes y los comprobantes de garantías y de devoluciones que deben acompañar a todos los productos”.