Comerciantes de la avenida Rivadavia padecen la crisis generada por Macri

El precandidato a intendente de Chubut al Frente, Martín Buzzi, y su compañero de fórmula, Gabriel Cocha, recorrieron los comercios de la avenida Rivadavia para dialogar sobre las inquietudes que presentan los vecinos. La crisis económica y la degradación de la ciudad fueron los temas centrales que plantearon, al tiempo que valoraron programas participativos como Casa Abierta.

Los comerciantes expresaron su preocupación por la crisis económica que atraviesa el país y coincidieron en que hay que recuperar la ciudad del estado de abandono en la que fue inmersa.

“Nuestra prioridad es cambiar la realidad de la gente”, señaló el exgobernador.

“Es necesario volver a conectar al ciudadano con el Municipio”, remarcó Cocha, y aseguró que desde la Municipalidad “tendremos las puertas abiertas de cara a la gente para revertir el nivel de degradación y recuperar el vínculo”.

El dueño de una pinturería de La Loma destacó que “no todos los políticos pueden andar y recorrer las calles como Martín”. Apenado, contó que en su comercio “las ventas han caído en un 30% aproximadamente” generando menos ingresos para la economía en general e indicó que el precio de los insumos han aumentado en un porcentaje muy importante. “Eso hace que las cosas estén cada vez peor”, lamentó.

“Tiene que volver el Programa Casa Abierta porque era un excelente espacio para que los funcionarios escuchen al vecino”, destacó.

En la esquina de Rivadavia y Alem, un extrabajador de la industria petrolera se gana unos pesos vendiendo prepizzas. Fue despedido hace un tiempo de una empresa, pero eso no lo detuvo y para sostener a su familia vive del producto de sus manos.

FUENTES GENUINAS

«Hay que recuperar la ciudad y generar fuentes de trabajo genuinas. Si la ciudad se recupera de la degradación en la que está, trabajadores que quedaron fuera del mercado laboral podrán volver a ser reinsertados”, aseguró Buzzi. “Me impresiona la garra y el esfuerzo que le pone a la vida a pesar de las dificultades. Tenemos que volver a ser lo que éramos», le dijo al vendedor.

El sector de indumentaria fue sumamente golpeado por la crisis. El comerciante de una tienda de ropa señaló que “las ventas cayeron considerablemente, la gente prioriza otras cosas antes que comprarse una prenda de vestir”.

Asimismo, reparó en que los servicios cada vez están más caros y comentó que «este mes vinieron 7.000 pesos de luz».

En la misma sintonía se expresó otro comerciante de una tradicional tienda del barrio, quien aseguró que “la ciudad está muy descuidada”.

Estas preocupaciones fueron compartidas también por un empleado de una verdulería de la zona. “La gente ha dejado de comprar muchas cosas; se cuida el bolsillo en estas épocas. Muchas familias vienen y compran lo justo y necesario, nada de más. Ojalá cambie toda la situación económica de la ciudad”.

Para eso el Acuerdo por Comodoro propone “trabajar fuertemente para recuperar la ciudad y el rumbo que tenía antes».

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico