Comienza el juicio por el crimen de Angeles Rawson

El defensor del portero Jorge Mangeri, Adrián Tenca, descartó que el ex encargado del edificio de la calle Ravignani 2.360 del barrio porteño de Palermo confiese durante el juicio en el que se le imputará el homicidio de la adolescente Angeles Rawson porque “es inocente”.

El portero Jorge Néstor Mangeri comenzará a ser juzgado el miércoles acusado de ser el autor del homicidio de Angeles Rawson, la adolescente de 16 años que en 2013 fue víctima de un ataque sexual, estrangulada y luego arrojada a la basura cuando regresó a su casa del barrio porteño de Palermo después de una clase de gimnasia.

El juicio se iniciará a las 9 en el sexto piso del Palacio de Tribunales, situado en Talcahuano 550 de la ciudad de Buenos Aires, y el Centro de Información Judicial (CIJ) anunció que transmitirá en vivo el inicio de la audiencia a través de su señal CIJ TV (www.cij.gov.ar/cijtv/).

El debate estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 porteño, presidido por Fernando Ramírez e integrado por Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas, este último un juez del Tribunal Oral Federal 1 que fue especialmente designado para este juicio.

Fuentes judiciales anticiparon que la primera jornada se agotará con los planteos preliminares de las partes y la lectura de algunas piezas de la causa como los requerimientos de elevación a juicio, por lo que no habrá declaraciones testimoniales.

Las audiencias se realizarán todos los miércoles y uno de cada dos viernes, por lo que se espera que el debate dure varios meses, ya que hay más de 200 testigos citados.

Mangeri (47) está preso en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, donde estudia para terminar el secundario, se dedica a las tareas de limpieza y está alojado en un pabellón de conducta en el que por la trascendencia de sus causas los internos permanecen aislados del común de la población carcelaria.

La acusación estará en manos de dos fiscales: Julio César Castro, con vasta experiencia en juicio orales y un pasado al frente de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual, y Fernando Fiszer, quien ya participó en la causa Angeles como fiscal coadyuvante.

La fiscal de instrucción María Paula Asaro, quien esclareció el caso en 96 horas con la detención de Mangeri, ya había anticipado que no quería participar del juicio para darle “transparencia” porque uno de los ejes de la defensa será cuestionar su actuación.

Por su parte, los padres de la víctima, Franklin Rawson y María Elena “Jimena” Aduriz, estarán presentes como querellantes y serán representados por el ex fiscal y abogado Pablo Lanusse.

La fiscalía acusará a Mangeri por “abuso sexual seguido de muerte” y la querella por “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado por haber causado un grave daño a la salud física de la víctima y femicidio agravado por haber sido cometido criminis causae”, tal como caratuló el juez de Instrucción de la causa, Javier Ríos, antes de elevarla a juicio oral.

En ambos casos, la pena que prevé el Código Penal ante una eventual condena es la de prisión perpetua.

En tanto, la defensa de Mangeri será encabezada por el abogado Adrián Tenca, quien ya tuvo una serie de cruces con el TOC 9 la semana pasada cuando recusó a los tres jueces y pidió la suspensión del inicio del juicio al entender que actuaban con “parcialidad manifiesta” contra su cliente porque le negaron medidas de prueba y testigos para el debate.

LA ESTRATEGIA

DE la deFENSA

La estrategia de Tenca -tal como intentaron pero no lo lograron sus antecesores Miguel Angel Pierri y Marcelo Biondi durante la instrucción- será, por un lado, cuestionar la instrucción de la causa, especialmente la labor de la fiscal Asaro durante la noche en la que Mangeri llegó a la Fiscalía de Instrucción 35 para declarar como testigo y terminó preso por el homicidio.

Para la defensa, durante aquella madrugada del 15 de junio en la que quedó detenido luego de que se autoincriminó diciendo “soy el responsable de lo de Ravignani 2.360”, Mangeri fue presionado por personal policial y sometido a una “indagatoria encubierta”.

Mientras que el otro eje de la defensa será cuestionar los estudios genéticos que determinaron que había ADN de Mangeri debajo las uñas de tres de los dedos de la mano derecha de Angeles -en el índice con un grado de precisión del 99,9 por ciento-, lo que indica que la chica llegó a rasguñarlo en un intento de defensa.

SIN CONFESION

El defensor del portero Jorge Mangeri, Adrián Tenca, descartó que el ex encargado del edificio de la calle Ravignani 2360 del barrio porteño de Palermo confiese durante el juicio en el que se le imputará el homicidio de la adolescente Angeles Rawson porque “es inocente”.

“Pareciera que Mangeri va a afrontar un juicio injusto y va hacia una condena segura, pero vamos a dar batalla para demostrar que es totalmente inocente y que la causa está plagada de irregularidades”, dijo Tenca.

El abogado agregó que todavía no tiene decidido si Mangeri va a declarar en el juicio pero adelantó que el portero “no va a confesar nada porque es completamente ajeno a este hecho”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico