Comienzan dos juicios por venta de drogas en Km 8

Luis Osvaldo Riquelme, quien se hizo conocido en 2010 por atropellar a una embarazada y a su pequeño hijo de 2 años en la avenida Alejandro Maiz de Km 8 en donde perdieron la vida el niño y el bebé en gestación, ahora será juzgado por una causa de presunta comercialización de estupefacientes junto a otros dos hombres. También una mujer a la que la Fiscalía investigó en 2017 será llevada ante el Tribunal Oral Federal acusada de venta de drogas en Km 8.

Luis Osvaldo Riquelme atropelló a Roxana Martínez, que transitaba el octavo mes embarazo, y a su hijo Francisco, de 2 años, que falleció como así también el bebé en gestación. Fue el 9 de marzo de 2010 en la avenida Alejandro Maíz de Km 8. Por ese hecho fue condenado en 2012 a 2 años de prisión en suspenso y 5 años de inhabilitación para conducir. Ahora será llevado a juicio por una causa de venta de drogas.

Norberto Bellver, el fiscal federal de Primera Instancia de Comodoro Rivadavia, pidió elevar a juicio dos causas por comercialización de drogas de acusados detenidos en 2015 y en 2017 en Kilómetro 8 y que serán juzgadas en el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia a fines del mes de este mes.

Una de las causas tiene como acusados a Riquelme, a Sergio Andrés Fabunde, y Mauro Delgado. Los tres comenzarán a ser juzgados el 30 de septiembre por el fiscal ante el TOF, Mariano Sánchez.

A los acusados se les endilga la comercialización de estupefacientes incautados el 14 de agosto de 2015, alrededor de las 21, en cercanías de la avenida Alejandro Maíz 510, concretamente en la vereda de un comercio y del interior del rodado VW Bora -dominio KVQ 413- que se encontraba estacionado en el lugar.

En la acusación se da cuenta del procedimiento policial de aquella oportunidad en la que el personal se encontraba de recorrida prevencional en el móvil 673 y que fue informado vía radial de que se habían comunicado telefónicamente con la comisaría de Km 8 para informar que frente a un local, ubicado en la avenida Alejandro Maiz al 500, una persona estaba ofreciendo porros.

OPERATIVO DISIMULO

Por estar próximo al lugar, el móvil policial concurrió y observo en la vía pública frente a un comercio a un sujeto similar al descripto en la llamada telefónica y a otros dos hombres, uno robusto rapado y otro vestido con capucha.

Cuando se acercaron los policías, los individuos señalados se dirigieron de manera rápida al automóvil Bora que se encontraba en el lugar. Y según la Fiscalía, el sujeto robusto y rapado arrojó en la vereda del local tres pequeños envoltorios de color blanco y un estuche amarillo, mientras que otro individuo vestido de rojo abrió la puerta delantera izquierda del rodado y tiró al interior del habitáculo una bolsa blanca de nylon con una sustancia vegetal pardo verduzca compactada. Mientras, el sujeto que tenía buzo gris con capucha fue detenido cuando intentaba ingresar al vehículo por la puerta delantera derecha.

En esas circunstancias, con las tres personas demoradas, se dio aviso a la División Drogas Peligrosas y Leyes Especiales de la Policía del Chubut, que concurrió al lugar y en la presencia de los testigos del procedimiento identificó a Riquelme, Delgado y Fabunde.

Luego se requisó el Bora donde se secuestró del suelo del habitáculo cerca de los pedales, una bolsa de nylon con 259,39 gramos de marihuana, del cenicero 0,56 gramos de marihuana y siete colillas de cigarrillos de manufactura artesanal de marihuana; mientras que del panel de la puerta delantera izquierda, se secuestró un envoltorio de nylon blanco con 1,92 gramos de cocaína y del estéreo un pendrive.

Además se secuestraron de la vía pública, los tres pequeños envoltorios de color blanco de 0,97 gramos, 0,76 gramos y 1,07 gramos de cocaína, y un estuche amarillo ovalado. También de la requisa personal de los imputados se incautó dinero en efectivo y sus correspondientes teléfonos celulares.

JUZGAN A UNA MUJER POR VENTA DE DROGAS

La otra causa que se elevó a juicio por el fiscal Bellver es la de Laura Antunao, también domiciliada en barrio Don Bosco, quien fue asistida en el proceso por la Defensoría Pública oficial.

A Laura Antunao se la acusa de haber comercializado estupefacientes en Comodoro, desde el 18 de abril de 2017 hasta el 8 de setiembre de 2017, oportunidad en que fue detenida en su domicilio, al momento del allanamiento, donde se secuestraron cinco envoltorios de nylon transparente con su puntas quemadas tipo bochitas con un total de 1,86 gramos de cocaína, un envoltorio de nylon blanco con 1,34 gramos de marihuana, una balanza digital, un teléfono celular Samsung y 1.736 en efectivo.

Según la Fiscalía, la imputada, previo coordinar encuentros de forma telefónica, a través de llamadas, mensajes de texto o vía WhatsApp, utilizando lenguaje encriptado (“eso”, “algo”, “bolsas”, “parabrisas”, “mercadería”, “piedras”, “cosita”), o refiriéndose a los estupefacientes sin mencionarlos, realizó en las inmediaciones de su domicilio “pasamanos” propios de la venta.

Según la Fiscalía, además recibió visitas de personas en el interior de su vivienda, por escasos minutos, resultando estas secuencias propias de la actividad comercial de estupefacientes.

La Fiscalía buscará probar en juicio que se registró a Antunao, efectuando una transacción propia de la compra-venta de sustancias ilegales, el día 2 de agosto de 2017, alrededor de las 19:30, en el estacionamiento del supermercado La Proveeduría de Km 8.

Finalmente, al efecto de enmarcar el rol de la imputada en la cadena del comercio ilegal, la Fiscalía indicó que tiene alto grado de certeza de que Antunao se abasteció de estupefacientes de la ciudad de Trelew el 7 de julio de 2017 por la noche de manera personal, de parte de una persona de nombre “Daniel” y que en Comodoro Rivadavia sus proveedores resultaron ser “Fernando C.” y “Marcelo S.”.

Y que además, la imputada abasteció a un hombre llamado “Dani” en esta localidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico