Cómo se calcula el impuesto y quiénes están alcanzados

El dictamen convertido en ley en Diputados, al aceptar los cambios del Senado, fija para el impuesto desde el Periodo Fiscal 2019 un mínimo no imponible de 2 millones con los cuales recién se pagará la tasa por encima de ese monto.

De esta manera, los bienes de entre 2 y 3 millones de pesos pagarán una tasa del 0,25 por ciento; aquellos que superen los 3 millones y hasta los 18 millones, pagarán un valor fijo de 7.500 pesos más un tributo del 0,50 por ciento sobre el excedente de 3 millones de pesos.

Mientras, los bienes que superen los 18 millones pagarán un valor fijo de 82.500 pesos y una tasa de 0,75 %, que se calculará sobre el excedente de 18 millones de pesos.

Los bienes que un contribuyente tiene registrado a su nombre y que ingresan en el cálculo del Impuesto a los Bienes Personales son inmuebles (ahora queda exceptuada la vivienda familiar, pero no el resto de propiedades inmuebles que tenga); automóviles (pagan el impuesto hasta el quinto año de la fecha de adquisición y a partir del sexto año quedan amortizados o exceptuados); embarcaciones marítimas y aéreas; obras de arte; tenencia de dinero en efectivo o en cuenta corriente (ya sea en moneda nacional o extranjera) y títulos bursátiles.

Quedan exceptuados del gravamen, pero deben ser incorporados en la declaración jurada del impuesto, los depósitos a plazo fijo y los depósitos en caja de ahorro (ya sea en pesos argentinos o en otra moneda).

La declaración jurada se presenta en junio de cada año, con vencimientos que dependen del número de terminación del CUIT. Es decir, en junio de 2019 los contribuyentes tendrán que presentar la declaración jurada de 2018, donde deberán incluir los bienes registrados a su nombre al 31 de diciembre de este año.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico