Cómo será la modificación salarial del personal político municipal

El Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia aprobó durante la última sesión del año una baja en los salarios básicos del intendente y de toda la planta política, concejales incluidos, entre otras adecuaciones que modifican las liquidaciones salariales que históricamente se aplicaban en la Municipalidad. Los básicos de los funcionarios se equiparan ahora a los del personal de planta, pero ayer se aclaró que no se alterará el sueldo de bolsillo.

Las modificaciones en la liquidación de haberes del personal político de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia comenzarán a verse reflejadas a partir del 1 de diciembre, es decir con los recibos de haberes que cobrarán a fin de mes. Implican una considerable reducción en los salarios básicos desde el intendente hacia abajo, concejales incluidos.

Históricamente las liquidaciones de los funcionarios sólo contenían el básico como ítem principal, una cifra base de cálculo muy disímil a la correspondiente al personal de planta, que marcaba una brecha que creció más aún con el primer aumento que para el grupo político introdujo la gestión Di Pierro a principios de 2012, con el objeto de hacer competitivos los salarios del sector, muy por debajo entonces de los de la oferta en la actividad privada.

Sin embargo, con el correr de la gestión primó el criterio de adecuar esos recibos de sueldo, que tienen a la categoría 24 como base equiparando el básico al de las categorías más altas del personal de planta y planteando una serie de adicionales específicos, establecidos según el tipo de dedicación y tarea.

Mientras los trabajadores de planta tienen el salario fijado por las categorías del escalafón, en el caso de los políticos se toma de base al del intendente para establecer luego el del viceintendente, secretarios, subsecretarios y funcionarios de menor rango sobre la base de porcentuales del sueldo del jefe comunal determinados por ordenanza.

Hasta la modificación introducida el viernes, ese sueldo principal que establecía toda la cadena retributiva estaba fijado en un equivalente a ocho veces el de la categoría 24 del personal de planta (cerca de 82.000 pesos), un básico que disminuye ahora a 5,35 sueldos de esa categoría ($54.500).

La modificación surge a partir del cambio de consideración del ítem zona de todos los recibos municipales, incluido el personal de planta. Ese ítem estaba incorporado como adicional y ahora tendrá la categoría de asignación.

De la misma forma se liquidarán ahora los salarios políticos, incluyendo la zona como una asignación y de allí la modificación del básico que comprende una baja nominal, y la recomposición posterior a través de los adicionales mencionados. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico