Comodorenses destacadas en el vóley femenino de Araucanía

Las hermanas Magalí y Antonella Peralta, junto a Candela Aguilar y Valentina Nieva fueron las jugadoras comodorenses en el equipo de vóley femenino chubutense de los Juegos Nacionales de la Araucanía 2021. Las dirigidas por Gastón Rojas consiguieron un subcampeonato histórico en Ushuaia.

El vóley femenino de Chubut consiguió un gran resultado en Ushuaia, al ser medalla de plata en los primeros Juegos Nacionales de la Araucanía, edición 2021, con cuatro jugadoras comodorenses en el plantel, además del entrenador Gastón Rojas. Ellas son las hermanas Magalí Peralta (punta de Club Waiwen) y Antonella Peralta (líbero de Estudiantes), Candela Aguilar (armadora de Club Waiwen) y Valentina Nieva (punta de Club Waiwen).

Comodoro Deportes dialogó con las hermanas Peralta, quienes ya comenzaron a entrenar nuevamente en el Departamento Metodológico del Ente Autárquico, a las órdenes de los profesores Carlos Grünewald y Juan Manquecheo.

“Estamos muy contentas por el apoyo de todos. No sabíamos que íbamos a tener tanto cariño. Gracias los profes que nos estuvieron preparando todo el año”, comentó Magali Peralta.

“La preparación costó al principio, porque veníamos de pandemia, arrancamos de a poquito. Lo supimos llevar bien, y llegar a tiempo, porque fueron pocos meses de preparación, pero nos ayudó un montón. Es muy importante la preparación física a la hora de salir a la cancha”, expresó la jugadora de 19 años que tuvo este año su tercer y última Araucanía, al igual que Candela Aguilar (Valentina Nieva aún tiene un año más para ser parte de Araucanía).

Magalí y Antonella arrancaron juntas en el Club Amigos (ahora Estudiantes) con justamente Gastón Rojas como DT, hasta el cambio de Magalí a Waiwen y el reencuentro en esta Araucanía luego de tres años. “Es un trabajo de todos los años, y todos los profesores influyen en nuestro proceso como jugadoras. Agradecido con todos, desde el principio. Fue reencontrarnos y jugar juntas. Además tuvimos a Gastón como entrenador. Fue mi última Araucanía, el último torneo casi para todas y nos fue re bien, nos supo manejar re bien. Re contenta por terminar la experiencia de esta manera, sobre todo para nosotras las más grandes”, agregó Magalí Peralta.

Por su parte, Antonella Peralta, quien juega al vóley desde los 8 años y tiene por delante todavía cuatro Araucanías, expresó: “Estuvo muy difícil al principio, pero tenemos un buen equipo, son todas muy buenas. Casi todas ya habían jugado Araucanía. Soy de las pocas nuevas. Feliz por mi primera experiencia. Lo viví con muchos nervios, pero siempre apoyando a Chubut y feliz de representarlos”.

“Los profes son muy buenos, nos prestan mucha atención. Son unos capos, nos re quieren y nos apoyan en todo. Gastón es el entrenador de mi equipo, lo conozco re bien hace muchos años, así que feliz que me haya tocado con él. También estaba Walter Balmaceda de Madryn, a quien conocemos hace bastante tiempo. Son muy buenos los dos, nos fue re bien gracias a ellos también. Estamos muy felices por lo que hicimos. Para mí lo teníamos como ganado, teníamos mucha confianza y creo que eso nos jugó un poco en contra. Pero estamos felices por el resultado de todas formas.

Finalmente, Gastón Rojas, entrenador de la selección subcampeona señaló: “Las chicas de Waiwen, que son las más grandes, han tenido una cantidad de partidos importantes en estos últimos meses cuando se reanudó la actividad, y es lo que las llevó a llegar en un buen momento en Araucanía. Me volqué por eso, por la experiencia que tienen, y son chicas que conozco desde que tienen 14 años. En el caso de Antonella, es jugadora categoría 2005 y todavía tiene cuatro Araucanías más para jugar”.

“Desde el primer día que entrenamos les dije a todas que llegar a Araucanía es hermoso, es un premio al haber hecho bien las cosas en su club. Pero más allá del premio, tratar de buscar estar en los primeros planos también hay que quererlo, porque si vamos con el pensamiento que salir cuartos para abajo nos irá mal. Hay que creérsela, siempre hay que dar todo. Gracias a Dios el grupo entendió el mensaje y desde el primer partido se notó que estaban muy enchufadas. Eso ayudó a que pase lo que pasó en el torneo. Ha pasado una semana, pero pasará el tiempo y nos daremos cuenta que llegar a una final es muy importante. Importante para este grupo, para el vóley femenino que no ha llegado a muchas finales. Ojalá sea un puntapié inicial de acá adelante para estar siempre en los primeros planos”, cerró Rojas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico