Con control de estabilidad

El más chico de la gama de la marca japonesa se renovó con agregado de ESP en todas las versiones. Rompe así el molde y le pone presión al resto de sus competidores del segmento B.

Toyota lanzó la actualización del Etios, importado desde Brasil, donde además de los cambios estéticos rompe el molde de los autos chicos respecto del equipamiento de seguridad, ya que ahora ofrece control de estabilidad, ESP, en toda su gama.

El control de estabilidad, clave en seguridad activa, funciona sobre la respuesta del motor y los frenos, aplicando de forma selectiva presión de frenado a las ruedas con el fin de corregir la trayectoria y mantener el vehículo en la dirección deseada.

A finales del año pasado se esperaba que fuera obligatorio a partir de 2018, pero el Gobierno nacional decidió postergar su implementación para 2020.

En cuanto a la motorización, el hatchback de la marca japonesa para el segmento B continúa equipado con el propulsor naftero de 1.5 litros con tecnología Dual VVT-i.

La potencia máxima asciende a 103 CV en un régimen de 6.000 rpm, mientras que el torque máximo llega a 137 Nm a 4.200 rpm. El mismo puede estar asociado una caja manual de seis velocidades o una automática de cuatro marchas.

En cuanto al diseño exterior, el Etios 2018 realza su apariencia con toques que lo modernizan, en especial en la parte frontal.

En tal sentido, las versiones XLS tendrán ahora la parrilla frontal superior pintada en color negro, además de ópticas delanteras y faros traseros oscurecidos.

Los precios para toda la gam arrancan en $278.100 y llegan hasta los $336.000. También se mantiene la edición Platinum de $360.300.

La garantía es de tres años o 100 mil kilómetros.

EL DATO

278 Mil pesos es el valor de la versión de entrada de gama del Toyota Etios, con el último rediseño.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico