Con fuerte represión finaliza una marcha de estudiantes en Chile

Luego de haber otorgado el permiso a los estudiantes para marchar por las avenidas centrales de Santiago, la intendencia de Santiago lo prohibió a última hora.

Con fuertes enfrentamientos entre carabineros, fuerzas especiales y encapuchados y más de 60 detenidos, finalizó ayer la primera marcha estudiantil del año en Chile, en la que unos 5.000 manifestantes convocados por el Movimiento de Estudiantes de Educación Superior Privada (Mesup) reclamaron por el lucro en universidades privadas.
Carabineros se formó en la céntrica avenida Alameda y España por orden de la Intendencia Metropolitana para evitar que la marcha continuara, lo que provocó el descontento generalizado de los manifestantes y el inicio de las escaramuzas.
Los estudiantes contaban con permiso de las autoridades comunales para marchar por Alameda, pero a última hora, pocas horas antes del inicio de la manifestación, la intendencia varió esa decisión y comunicó que el ingreso a la avenida principal de Santiago estaba prohibido.
El vocero del Movimiento de Estudiantes de Educación Superior Privada (Mesup), Mario Erazo, calificó como una “falta de respeto” la decisión de cambiar el trayecto y que se les haya informado a última hora, considerando que la Comuna había tenido dos semanas para autorizar la marcha.
Susana Giacaman, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Mar y que actualmente forma parte de una de las agrupaciones de estudiantes que presentaron querella contra ese establecimiento por estafa, afirmó que sentían que “fue vulnerado nuestro derecho a la educación” y agregó que, con la marcha, “esperamos movilizar a los fiscales o al sistema judicial chileno porque no hemos tenido ninguna respuesta”.
“Van más de ocho meses desde que estalló el tema de nuestra universidad y la crisis del sistema educacional superior y no se ha hecho nada, y todavía el fiscal Gajardo no ha formalizado a ningún culpable y tenemos pruebas hace mucho tiempo que generan la incógnita si existe algún otro interés por parte de este fiscal, que es lo más probable porque no ha hecho nada” recalcó.
Por su parte, Daniela González, vocera del Mesup dijo: “El problema de la educación en Chile está muy lejos de ser solucionado, sobre todo con un ministro indolente que no se ha hecho cargo de los problemas (…) hay que sacar a los ladrones empresarios de la educación que por décadas han venido haciendo su fortuna en base a los sueños, esperanzas y esfuerzos de nuestras familias”.
En la marcha no sólo participaron estudiantes de enseñanza media y superior, si no que adhirieron también trabajadores de distintos sindicatos apoyando la causa “porque la demanda a la educación gratuita, el fin al lucro, la estatización del conjunto de la educación son demandas que siguen pendientes, y mientras sigan así las movilizaciones van a seguir”, recalcó uno de los sindicalistas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico