Con la sanción de las PASO ya no existe unanimidad para eliminar el distrito único

El Congreso Provincial del justicialismo que hoy sesionará en Lago Puelo discutirá la propuesta inicialmente consensuada por los principales referentes del Frente para la Victoria para eliminar el distrito único para la presentación de candidatos. Pero a partir de la aprobación de las PASO en la Legislatura podría haber cambios.

 El acuerdo inicial al que se había arribado el miércoles, en un encuentro en la sede partidaria de Rawson en el que también participó el propio gobernador Martín Buzzi, contenía una propuesta para que el Congreso derogara el distrito único y se establecieran en su reemplazo algunos requisitos especiales, un poco menos exigentes, para la presentación y selección de candidatos a través del sistema de internas tradicionales, ya que no se conocía aún la suerte en la Legislatura del proyecto alternativo para imponer las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) también para los cargos electivos provinciales, lo cual tendría lugar 24 horas más tarde.

La sanción y promulgación, dentro de la ley orgánica de partidos, motivó un nuevo análisis de situación, sobre todo de los congresales que responden al “buzzismo”, quienes ahora no ven tan mal al distrito único y plantean que la selección de candidatos se realice a través de las PASO y no por las internas, que incluso ya tenían fecha tentativa para abril.

Este cambio de los congresales cercanos al gobernador generó en las últimas horas varias reuniones de consulta con el resto de los dirigentes, ratificándose la decisión de avanzar en función de lo acordado el miércoles, ya que no puede descartarse que prospere en la justicia la presentación que harán dirigentes del “dasnevismo” para impugnar la ley que obliga a todos los partidos políticos a elegir candidatos provinciales también con el sistema de las PASO.

Más allá de los encuentros previos, serán claves las reuniones que se realicen hoy mismo para que haya un congreso ordenado y sin escándalos, donde las eventuales diferencias no pasen más allá de alguna que otra acalorada discusión. No vaya a ser cosa que este encuentro signifique para el justicialismo lo que aquella interna radical de setiembre de 2003 para el entonces gobierno de José Lizurume.

En el encuentro del miércoles se había acordado la derogación del distrito único y la exigencia, para quien quiera ser gobernador, de contar con al menos candidatos a intendente en 4 de las 5 ciudades importantes y reunir un respaldo superior al 2% de los afiliados -aproximadamente 1.600- que pertenezcan al menos a seis departamentos.

La mesa también resolvió que aquel afiliado que quiera presentarse solo como candidato a intendente deberá reunir un porcentaje de respaldo de su localidad que, si bien se terminaría de definir hoy, oscilará entre el 10 y el 20, y que ahora los congresales “buzzistas” entienden que, al igual que el porcentaje requerido de avales para gobernador, el Tribunal Electoral Provincial no podrá evaluar y certificar.

Respecto de la fecha de interna, se había establecido que sería en mayo, lo cual ahora se descartaría en función de que ya el gobernador anunció que los cargos se definirán en las Primarias del 9 de agosto, el mismo día y la misma hora en que se eligen los candidatos a Presidente, senadores y diputados nacionales.

Además de lo estrictamente electoral, en el Congreso y como tema libre puede generarse un debate sobre la posición que el partido adoptaría a nivel general sobre la minería, el debate público y las consultas populares que deben realizarse para, eventualmente, avanzar en proyectos de explotación en la meseta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico