Con refuerzos de Rawson, Infantería recorre calles de Comodoro Rivadavia

Unos 15 efectivos de la Guardia de Infantería comenzaron a recorrer las calles de Comodoro Rivadavia a partir de anoche en el marco de los operativos preventivos que realizarán con policías de la Unidad Regional y de las comisarías de las distintas jurisdicciones. La actividad forma parte de la respuesta que le ofreció el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Máximo Pérez Catán, a los vecinalistas que motorizaron el reclamo por la creciente inseguridad.

Con un refuerzo de cinco efectivos de la Guardia de Infantería de Rawson, más los diez que cumplen idéntica función en nuestra ciudad y una treintena de efectivos policiales dependientes de la Unidad Regional y las distintas comisarías, se iniciaron anoche los operativos preventivos en los barrios más conflictivos de Comodoro Rivadavia, con lo que se busca darle respuesta a la comunidad que reclama, a través de sus representantes barriales, medidas para frenar la creciente inseguridad.
La orden de mandar a la Infantería a la calle surgió desde el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Máximo Pérez Catán, durante la reunión que compartió con los vecinalistas anteayer. La respuesta fue bien tomada por los presidentes de barrio y atento a ello decidieron suspender la movilización que tenían programada para hoy.
«Ahora vamos a ver cómo funciona y si tenemos resultados; de lo contrario tendremos que seguir pateando puertas para que manden fuerzas más potentes», le dijo a Diario Patagónico el vecinalista Roberto Varela.
En ese marco, el referente del Máximo Abásolo indicó que «en unos 15 días saldremos con el ministro (Pérez Catán) a recorrer los barrios y el primero que se visitará será Laprida. Ahí podrá hablar con la gente y conocer de cerca los problemas que tienen los vecinos en materia de inseguridad. La idea es visitar todos los barrios», explicó.
Por otro lado, el comisario mayor a cargo de la jefatura de la Unidad Regional, César Ibarra, se expresó sobre los operativos que anoche comenzaron a llevarse a cabo en Comodoro Rivadavia, mientras sobre la metodología a implementar sostuvo que «se saturarán determinadas zonas en distintos horarios, sobre todo en aquellos de mayores conflictos, todo con la finalidad de identificar a las personas y evitar las contravenciones».
Entre otas tareas, se buscará establecer los lugares de venta de bebidas alcohólicas y se evitará «que los menores deambulen en horas nocturnas por la vía pública, por lo que se los demorará hasta entregárselos a los padres».
Por ahora los operativos se repetirán todos los días y con mayor intensidad durante los fines de semana. De todas maneras, el personal que llegó de Rawson no está en Comodoro más de una semana y es posible que se vuelva a requerir su colaboración en futuras intervenciones.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico