Con sello cordobés

La pick-up de la marca japonesa es la primera de las tres que se producirán en Santa Isabel, junto con la Renault Alaskan y la Mercedes-Benz Clase X.

Nissan presentó la nueva Frontier fabricada en Argentina. La multinacional japonesa comenzó a comercializar la pick-up producida en el país. “Es un hito para nuestra marca”, sostuvo Guy Rodríguez, vicepresidente de Marketing y Ventas para Latinoamérica.

En la ciudad rionegrina de Bariloche, Nissan presentó la nueva Frontier fabricada en la planta Santa Isabel de la provincia de Córdoba que reúne las características tecnológicas y el sello que distingue a la firma japonesa a nivel global. El desembarco productivo anunciado hace tres años entró en su faceta de comercialización luego de una inversión de u$s600 millones en alianza con Mitsubishi y Renault.

La automotriz puso a la venta el modelo local de la reconocida camioneta que comenzó a fabricarse en julio y con el cual esperan conquistar el segmento nacional. La presentación, realizada con el marco del lago Nahuel Huapi en el reconocido hotel Llao Llao, contó con la presencia de ejecutivos locales e internacionales de la multinacional. Allí se expusieron los pormenores de un proyecto que representa la expansión regional de la marca.

Uno de los motivos por el cual Nissan decidió desarrollar la producción en Argentina radica en la importancia de la pick-up en el negocio de la multinacional dentro de Latinoamérica. Diego Vignatti, director general de Nissan Argentina, hizo hincapié en los tiempos de desarrollo del producto en el sector. “En la industria automotriz un proyecto tarda unos años en madurar y este comenzó hace casi cuatro años”, expresó. Bajo el proceso Monozukuri, la producción de la Frontier tuvo luz verde luego de una intensa evaluación que implicó el traslado de los equipos de producción de Córdoba a Japón para participar de un primer armado y que culminó con la aprobación otorgada por parte de la casa matriz. Esto colocó a la Argentina dentro de la red de producción global de Nissan, que está compuesta por 28 plantas en 22 países.

El modelo local de la distinguida camioneta es la apuesta fuerte para la región. Está equipada con un motor diésel 2.3 biturbo de cuatro cilindros, una potencia de 190 CV y un torque de 450 nm. Asimismo, la marca incorpora una nueva versión, la Frontier S, con un motor 2.3 turbo diésel, 160 CV y un torque de 405 nm, que estará disponible durante el primer trimestre del próximo año. Ambas cuentan con un chasis reforzado que otorga mayor estabilidad y un sistema de suspensión multilink integrado por un eje rígido y partes independientes que contribuyen a una mejor respuesta en terrenos irregulares.

A nivel confort, se destaca la incorporación de una pantalla táctil de ocho pulgadas Full HD con reconocimiento de voz. Además, cuenta con conectividad WIFI, vinculación mediante Bluetooth de dos teléfonos en simultáneo y techo solar corredizo. En cuanto a seguridad, ofrece el sistema de cámaras Intelligent Around View Monitor para lograr una visión completa del exterior del vehículo, con el cual permite mejorar las condiciones de manejo y estacionamiento. Asimismo, la marca incorpora el modo “Off road” para escenarios extremos, que se activa con el motor en 4x4 Low, permite una mirada periférica en la pantalla y emite alertas de proximidad ante la detección de objetos.

Cuenta con un sistema de frenado Nissan Brake Assist System que detecta el tipo de frenada y aplica mayor o menor presión al pedal de acuerdo con la situación.

En cuanto a los precios, por un lado la Frontier XE 4x2 MT tiene un valor de $1.005.000 y la XE 4x4 MT alcanza los $1.133.500. Asimismo, la LE 4x2 MT cuesta $1.187.500, el precio de la LE 4x4 MT llega a $1.319.000 mientras que para la LE 4x4 AT es de $1.410.000. Con el desarrollo de la nueva Frontier, la multinacional japonesa puso fin en el país a una larga etapa como importadora y abrió paso a un período en el cual la producción local tendrá una importancia central.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico