Con un acto realizado en la Escuela 1, los docentes repudiaron el operativo policial de las rutas 3 y 26

A raíz del operativo que en la mañana del jueves efectuó personal de Infantería en el cruce de las rutas 3 y 26 para liberar el tránsito, docentes de diversas instituciones realizaron ayer por la tarde un acto para repudiar el accionar de la Policía del Chubut frente a los maestros y otros trabajadores estatales que protestaban por el pago escalonado de sus sueldos. Luz Villarruel Barrientos fue una de las trabajadoras lesionadas y brindó su testimonio. "No tengo miedo y vamos a seguir peleando en la ruta", aseguró la profesora del Instituto Superior de Formación Docente 802.

Personal de Infantería liberó el tránsito durante la mañana del jueves en medio de una panfleteada que efectuaban trabajadores estatales en el cruce de las rutas 3 y 26. El operativo dejó un saldo de ocho heridos, integrantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh). Luz Villarruel Barrientos fue una de más afectada. Denunció que fue atacada directamente con gas pimienta, afectándole ojos y garganta.

Es por eso que los trabajadores de los Institutos Superiores de Formación Docente 802, 806, 807 y 810 acompañados por miembros de otros establecimientos y estudiantes universitarios y de escuelas secundarias realizaron ayer por la tarde un acto para repudiar el accionar de la Policía del Chubut.

El acto se realizó en la Escuela 1, donde también funciona el ISFD 802 y Villarruel brindó su testimonio. “Tengo la voz bastante tomada por consecuencia del gas pimienta, uso lentes porque tengo los ojos hinchados. Me encantaría que estuviera el señor (subsecretario de Seguridad, Federico) Massoni enfrente de mi para que me diga que no hubo represión”, sostuvo la docente.

“Quizás para él, la represión hubiera sido que hayan balas pero fueron golpes y empujones. Si no hubiera sido represión, entonces no me hubieran tirado gas pimienta en la cara. No sé a qué se refiere cuando dice que no hubo represión”, criticó.

Asimismo, Villarruel agradeció la solidaridad de la comunidad y manifestó que el operativo policial fue “la gota que rebalsó el vaso”.

“Ojala que los compañeros que no se suman puedan llegar a tomar un poco más de conciencia. La lucha no es por el pago escalonado sino que hay otras cosas prioritarias. A mí no me da miedo lo que me paso sino pena. Esta persona que actuó como actuó lo hizo porque no tenía otra salida”, consideró.

“HAY QUE SEGUIR LUCHANDO”

Otra de las docentes que participó del acto fue Sandra Gómez, delegada ISFD 802, quien aseveró que la situación que se vivió el jueves genera “miedo en la comunidad”.

Asimismo, la delegada destacó: “cuando fuimos a Cerro Dragón (el miércoles) tardamos tres horas y cuando llegamos observamos que nuestros impuestos estaban siendo utilizados en aquellas personas que son empleados del Estado, igual que nosotros, cuidando lo privado, indigna. No estaban en la ruta como supuestamente dicen”.

“Yo mucho de política no sé, pero si sé que si fuéramos tan ricos estaríamos mucho mejor de lo que estamos hoy. Fue muy satisfactorio recibir toda la solidaridad de las personas porque lo único que recibimos fue apoyo”, agregó.

“Hubo una represión muy grande de la policía para que no se cortara la ruta. Dañaron a una compañera y a más personas. No tuvieron en cuenta nada”, cuestionó sobre el operativo del jueves.

En este sentido, Gómez consideró: “el gobernador (Mariano Arcioni) estuvo por Comodoro. Tiraron una camioneta encima. Mintieron que nos iban a recibir cuando lo único que queremos es conversar. Nada más. Solo un docente le alcanzó a decirle: ‘Por favor piensen en lo que están haciendo. Porque no tenemos el sueldo’”.

Además, la delegada del ISFD 802 subrayó: “necesitamos a nuestros compañeros. No buscamos medidas más contundentes. Simplemente queremos sentarnos a conversar y ver de qué manera salimos de esta situación. Es más fácil pelear con el pueblo que pelear con quien me pasa el sobre por debajo del escritorio que me permite tener la vida que tengo. Ellos sí tienen ahorros, nosotros no. Nosotros no recibimos sobres sino que trabajamos para tener nuestra plata”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico