Concejal suspendido reclama su banca

Bazán fue suspendido por sus pares tras la publicación de una serie de videos en los que se lo acusa de violencia de género.

Cristian Bazán fue suspendido por los restantes cuatro miembros del Concejo Deliberante en la sesión extraordinaria del 12 de julio bajo el argumento de que hay una denuncia judicial que lo involucra en un caso de violencia de genero contra su actual pareja, a pesar que la misma desmintió rotundamente ese incidente.

Desde un primer momento, el edil atribuyó las acusaciones a una maniobra política pergeñada a través de un grupo de mujeres asesoradas por una abogada, resaltando que éstas ni siquiera disponen de los supuestos videos que prometieron aportar ante la justicia, por lo cual no hay elementos para que se le instruya una causa penal.

Bazán es un concejal que no tiene referencia política actual alguna ya que si bien integró una lista de candidatos vinculados al ex intendente Facundo Prades, se alejó de ese sector porque le pusieron trabas para reemplazar a Gerardo Terráz, un militante radical que se pasó a las filas del kirchnerismo cuando le ofrecieron el cargo provincial de Secretario de Minería.

Finalmente pudo asumir funciones el 7 de mayo conformando un bloque unipersonal, distanciado de Gabriel Murúa, otro edil que al igual que Bazán fue integrante de la gestión pradista.

Esta mañana convocó a una rueda de prensa para informar que había elevado una nota al presidente del cuerpo, Miguel Troncoso (Frente de Todos), solicitando “el inmediato levantamiento de la infundada suspensión a mi cargo”.

Además le reprochó que se haya dictado una Resolución que no concuerda con reglamento interno y por ello la misma constituye “un instrumento totalmente nulo y sin justificación alguna”.

También resaltó que el “ardid” utilizado para no permitírsele ocupar su banca “se va cayendo a pedazos” por lo cual instó a que en un plazo perentorio de 48 horas la restituyan.

,

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico