Condenan a "Maga" Velázquez a tres meses de prisión efectiva

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se desarrolló ayer la audiencia de imposición de pena en el juicio por el quebrantamiento de pena en el que incurrió Andrés Velázquez, exintegrante de la Secretaría Municipal de Seguridad. El juez Alejandro Soñis lo condenó a tres meses de prisión de cumplimiento efectivo y la fiscal solicitó que la causa sea remitida al juez de ejecución penal para que quede detenido a raíz de haber quebrantado la condena por el homicidio culposo de Angel Domínguez, el hombre al que atropelló en 2014 con un vehículo de la Secretaría de Seguridad.

La fiscal general Camila Banfi en el comienzo de la audiencia recordó que Andrés Juvenal Velázquez fue declarado penalmente responsable del delito de quebrantamiento de inhabilitación judicialmente impuesta, según el artículo 281 bis del Código Penal de la Nación, por incumplir la condena anterior.

Al tratarse de un delito con una pena entre 2 meses y 2 años de prisión, la acusadora pública solicitó cuatro meses de prisión para Velázquez. Consideró como agravante el certificado de reincidencia por la condena que le fuera impuesta en el homicidio culposo de Angel Domínguez, ocurrido en la madrugada del 18 de mayo de 2014.

El hombre murió atropellado en la calle San Martín y 9 de Julio por una camioneta de la Secretaría Municipal de Seguridad que era conducida por Velázquez. Por esa causa, el 13 de abril de 2015 se homologó el juicio abreviado donde recibió la pena de 3 años de prisión en suspenso e inhabilitación por 6 años para conducir automotores.

Durante el juicio por el quebrantamiento de la pena quedó demostrado que el imputado manejó vehículos pese a estar inhabilitado por la Justicia “mostrando un menosprecio hacia la pena”. Para la fiscal no existen circunstancias atenuantes.

Banfi además solicitó que se remitan las actuaciones al juez de ejecución penal para que una vez que la condena quede firme, sea fijada la sentencia condenatoria en dicha instancia.

Mientras, el defensor Guillermo Iglesias hizo mención al principio de la humanidad de la pena y del principio pro homine. A su entender no existen circunstancias agravantes en el caso y si los hubiere se neutralizan con los atenuantes.

También argumentó que en el caso de Velázquez “al ir a socorrer a la víctima provocó un accidente vial”. Requirió al tribunal que no se aparte del mínimo establecido para el delito, de dos meses de prisión.

El magistrado resolvió la pena luego de un cuarto intermedio. Tomó como agravante la condena que ya registra el imputado, sin encontrar atenuantes en el caso.

Entonces, condenó a Velázquez a la pena de 3 meses de prisión de cumplimiento efectivo por encontrarlo autor del delito de quebrantamiento de inhabilitación judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico