Confirman prisión preventiva para “el Pelado” José Sanzana

En una audiencia de revisión de prisión preventiva, solicitada por la Defensa de José Omar Sanzana, la juez Margarita Pfister ratificó la medida privativa de la libertad que pesa sobre el imputado en una causa por homicidio, teniendo en cuenta los elementos de peso esgrimidos por parte del Ministerio Público Fiscal.

En el marco de la audiencia —que se inició el viernes y se retomó en la jornada de ayer tras un cuarto intermedio— José «el Pelado» Sanzana tuvo la oportunidad de declarar y así lo hizo.
En ese marco ofreció su propia versión sobre los hechos, los que desencadenaron en la muerte de su vecino, Segundo Fernández.
En resumen, habría manifestado que en la madrugada del 25 de junio personas de civil atacaron su domicilio, al cual intentarían ingresar por medio de la fuerza. En ese contexto habrían dañado uno de los vidrios de la vivienda, producto de los cual habrían lesionado a su concubina.
A partir de allí sería que el acusado habría salido al exterior, donde se encontraría con uno de los agresores armados, con quien habría forcejeado hasta que se disparó el arma.
Con ese relato intentó convecer a la juez Margarita Pfister para que interrumpiera la prisión preventiva, pero finalmente ayer quedó ratificada la medida teniendo en cuenta que por la gravedad de la imputación se esperan penas de prisión efectiva, por lo tanto el peligro de fuga no deja estar latente en caso como este.
Cabe recordar que la otra campana indica que en la madrugada del 25 de junio Segundo Fernández se encontraba en su casa del barrio San Martín con dos amigos que habían llegado a visitarlo en un auto: uno de ellos de apellido Peña y el restante, Milipichul. En el interior de la vivienda existía un clima de armonía hasta que se escuchó el estallido de un vidrio.
De inmediato los tres hombre salieron a corroborar cuál había sido el origen del aquel ruido y descubrieron que uno de los vecinos de Fernández cargaba elementos del auto luego de romperle uno de sus vidrios.
Allí hubo un cruce de palabras y, desafiante, José Omar «el Pelado» Sanzana habría amenazado con regresar a matarlos a todos, mientras se marchaba con su cómplice y los elementos que terminaban de robarse.
No pasó mucho tiempo y Sanzana habría regresado armado a la casa de Fernández; se dijo en esa oportunidad que primero arrojó piedras contra la vivienda exigiéndole a los ocupantes que salieran al exterior. El primero en salir habría sido el dueño de casa y contra su humanidad terminaron las balas del arma que portaría Sanzana.
El hombre falleció y el acusado se dio a la fuga.
Al día siguiente la policía efectuó un allanamiento en el domicilio de Sanzana pero el supuesto autor no fue encontrado por lo que se libró una orden de captura.
Al cabo de dos días sorprendió a todos presentándose en forma espontánea en Fiscalía, a partir de lo cual quedó detenido e imputado por homicidio agravado, daños y robo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico