Confirman que el joven hallado muerto en comisaría se suicidó

La autopsia que se le practicó en la morgue de Puerto Deseado, al cuerpo del joven Jeremías Cuenca, quien en la madrugada del jueves 9 de junio apareció muerto en la Comisaría Cuarta de Caleta Olivia, indica que no presentaba golpes u otras lesiones, por lo cual se confirma que se suicidó ahorcándose cuando se hallaba solo en un calabozo.

“No se detectaron indicios que hagan presumir algún ataque o defensa” señalaron las fuentes judiciales consultadas por El Patagónico.

Cuenca fue hallado colgado de un barrote y en su cuello tenía una improvisada cuerda que armó con sus medias y un tapabocas, según revelaron autoridades policiales.

Además, ahora se sabe que se personal de guardia de la citada dependencia lo halló sin vida minutos antes de las cuatro de la madrugada, cuando en la comisaría aún se encontraba una persona que había ido a prestar testimonio por el robo de elementos que se hallaban en una mochila, hecho que involucraba al suicida.

Vale recordar que el caso delictivo se había registrado en tarde noche del día anterior (miércoles) en la cancha del club Talleres, donde al finalizar una práctica de fútbol, uno de los jugadores notó que le habían sustraído su teléfono celular y la billetera de su mochila que dejara en el vestuario.

Más tarde, junto a otros amigos, logró ubicar el teléfono ya que disponía de una app para su localización, constatando que estaba en poder de Cuenca, quien fue interceptado en la avenida Tierra del Fuego, el cual también tenía la billetera en su poder.

Sin ejercer violencia alguna, tal como lo comprobó luego la justicia, el muchacho fue retenido por el damnificado y sus amigos, quienes llamaron inmediatamente a la policía.

Fue trasladado a la Comisaria Cuarta en calidad de aprehendido y horas más tarde se suicidó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico