Confirman que a los tres detenidos también los juzgarán por el crimen del dueño de LOA

Las tres personas que fueron detenidas, entre ellos un menor de edad, en torno al crimen de José Luis García, también serán juzgadas por el homicidio del empresario y no sólo por robo agravado por uno de arma con aptitud de disparo. Así lo hizo saber ayer la juez de la causa y explicó que el caso fue elevado a juicio con las dos calificaciones, la principal y la alternativa, fijadas en la acusación. Los defensores pretendían que sean juzgados por la menos gravosa, es decir el robo.

La juez penal de refuerzo, Margarita Pfister, le confirmó ayer a Diario Patagónico que la causa que tuvo como víctima fatal al empresario José Luis García -el 13 de enero del año pasado- fue elevada a juicio con las dos calificaciones que forman parte de la acusación: homicidio criminis causa y robo agravado por uso de arma con aptitud de disparo.
Se debe recordar que durante la audiencia iniciada el 8 de febrero los defensores de los imputados realizaron una serie de planteos, entre ellos que la causa sea elevada a juicio con la calificación alternativa. Además, en el caso del imputado Pablo Sebastián Barreto (29), el defensor público Fernando Serer pidió el sobreseimiento por “orfandad probatoria”. En virtud de ello fue que la magistrado se tomó tres días para resolver.
La confusión surgió a partir de la elevación a juicio con la calificación alternativa, algo que Diario Patagónico chequeó y confirmó con calificadas fuentes judiciales. No obstante, ayer la juez natural de la causa explicó que la elevación a juicio “también se efectuó con la calificación principal fijada por la fiscalía, la de homicidio criminis causa, además de la correspondiente  al robo agravado por el uso de arma apta para disparo que figura como alternativa para el caso que no se pueda probar la primera”.
De esa manera quedó aclarado que los tres imputados: Rodrigo Alejandro Delgado (27), Pablo Sebastián Barreto (29) y B.D.S. (17), serán juzgados por ambos delitos. En el caso de ser condenados por el primero de ellos, homicidio criminis causa, la pretensión punitiva es la prisión perpetua para Barreto y Delgado, mientras que para el menor de edad es que se le dicte la responsabilidad penal.
En tanto para el caso de prosperar la segunda calificación -robo agravado por uso de arma apta para disparo- la pena que se espera para Barreto es la de 12 años de prisión y para Delgado, de 10 años de prisión.
En la resolución a la que accedió este medio, también se confirma el mantenimiento de la prisión preventiva que vienen cumpliendo Barreto y Delgado, condición en la que deberán permanecer hasta el juicio oral.
A todo esto, se debe tener presente que el individuo que está señalado como el autor del homicidio es precisamente quien aún continúa prófugo, A.B.O., mientras que los ahora detenidos tuvieron algún grado de participación, tanto en la planificación, como en la ejecución del robo, el cual finalmente no se llegó a materializar.

EL CASO
El homicidio de García se produjo el 13 de enero del año pasado, frente a la Distribuidora LOA, de avenida Kennedy y Roca. El plan de robo habría sido ideado por Barreto, quien por estar herido de bala en un pie y moverse con muletas, se habría quedado en el auto con Rodrigo Alejandro Delgado (27), quien aportó el vehículo que trasladó a la banda.
Según la investigación, el menor  de edad y el restante implicado A.B.O., que sigue prófugo, fueron hasta la distribuidora. Allí esperaron en la vereda durante más de una hora la salida de García, es que Barreto tenía el dato que esa tarde la víctima sacaría una suma importante de dinero.
Una vez que salió el comerciante y se subió a su Citroën Berlingo (dominio EID-418), colocó el maletín en el asiento del acompañante. Ahí entraron en acción los dos individuos; se acercaron a la puerta del conductor e intentaron abrirla, pero al no poder hacerlo, A.B.O. le disparó a García a través del vidrio con un arma de grueso calibre, hiriéndolo de gravedad, mientras que el menor de edad B.D.S. introdujo su cuerpo por la ventanilla en procura de apoderarse del dinero, pero tampoco lo logró y finalmente optaron por darse a la fuga hasta el auto donde los esperaba los otros dos cómplices.
El 3 de abril, tras un intenso trabajo de la Brigada de Investigaciones, se logró detener a Delgado en el barrio Stella Maris. Barreto, en tanto, fue detenido el 7 de mayo en un asentamiento ilegal de Kilómetro 8. Dos días después apresaron al menor en Bahía Blanca. No obstante, el individuo señalado como el autor del disparo todavía sigue prófugo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico