Confirmaron la prisión del hombre implicado en el crimen de Rosa Acuña

El juez Sergio Piñeda confirmó lo actuado por su colega Ivana González y resolvió mantener la prisión preventiva del único hombre imputado en el homicidio de la joven Rosa Acuña. El hombre se encargó del traslado del cuerpo que fue quemado en un descampado. Tres mujeres están en la cárcel como autoras del horrendo crimen.

El único hombre implicado en el conmocionante homicidio ocurrido el domingo 2 de septiembre en Trelew y en el que el cuerpo fue hallado calcinado al día siguiente, seguirá en prisión por el término de dos meses. Se trata de Luis Samusik, quien ayer participó en la audiencia de revisión solicitada por su defensor Juan Salgado.

A partir de la declaración brindada el jueves pasado ante el propio juez, el abogado defensor pidió la libertad de su defendido aludiendo que él mismo se encontraba con medida de coerción cuando en realidad había intentado colaborar con la causa.

Aseguró que el Ministerio Público Fiscal solo tuvo en cuenta las declaraciones efectuadas ante la Brigada de Investigaciones de la policía para determinar el pedido de detención.

Sin embargo, la fiscal general Griselda Encina aseguró que no existía un hecho nuevo para evaluar la solicitud de la defensa y que todo ya había sido analizado por la jueza González en las audiencias del 7 y 8 de septiembre, respectivamente.

Argumentó que con la deposición efectuada la semana pasada por el implicado se fortalece la hipótesis fiscal en cuanto a la participación necesaria junto a Lorena Oyarzo y Karen Campusano.

En sus declaraciones, el hombre confirmó que ese domingo fue requerido por su novia Campusano para ayudar a sacar elementos del domicilio de la principal acusada, Laura Vargas, quien también cumple prisión preventiva. Explicó que él solo llevó el auto y lo puso de culata en la puerta de ingreso a la vivienda, pero que no vio lo que cargaban en el baúl.

No obstante, las cuatro personas fueron hasta el descampado donde fue hallado el cuerpo de Acuña y habrían sido Vargas y Oyarzo quienes descargaron todo encendiendo también una fogata. Samusik aseguró que en ningún momento se percató que se trataba de un cuerpo, aunque al día siguiente viendo televisión se anotició de lo sucedido.

Al darse cuenta pidió asesoramiento a un familiar policía, quien le habría recomendado su presentación en la brigada policial. Para Piñeda, todo lo expuesto fue tratado en las audiencias anteriores y no había nuevo planteo de la defensa y tampoco cambia los riesgos procesales. Por ello, dispuso la permanencia en prisión preventiva por dos meses del chofer del trío de mujeres que aparentemente mató a Acuña antes de prenderle fuego.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico