Confirmaron sobreseimiento de un acusado por extorsión

El Superior Tribunal de Justicia del Chubut rechazó la impugnación de la querella que representó a Dante Omar Ochoa y en consecuencia quedó confirmado el sobreseimiento de Alfredo Menna, quien había sido denunciado por extorsión en agosto de 2009.

Alfredo Menna le había comprado un auto de alta gama al denunciante y en torno a ese vehículo giró el caso. Después, ante la falta de pruebas, en primera instancia se lo sobreseyó y se ordenó la restitución del auto. Ese fallo se impugnó ante el tribunal de alzada pero el máximo órgano de Justicia de la provincia le dio la razón al juez natural de la causa.
En el marco de una impugnación que fue elevada al Superior Tribunal de Justicia, el máximo órgano judicial del Chubut resolvió rechazar el recurso que presentó la querella contra el sobreseimiento de Alfredo Menna y la restitución del BMW 120i, cuyo vehículo fue central en la historia de la causa. En consecuencia, quedó confirmado el sobreseimiento y la entrega del costoso vehículo de alta gama.
Todo comenzó a fines de agosto de 2009 cuando Alfredo Menna fue detenido en el acceso norte mientras circulaba en un MBW 120i porque había sido denunciado por extorsión. Según él, le había comprado el auto a un supervisor de una empresa petrolera y pagó 90.000 pesos, pero el vendedor después lo denunció.
En el control de detención, el defensor Guillermo Iglesias cuestionó la actitud de la víctima por utilizar el sistema penal en procura de evitar una demanda civil, porque según él sería la esposa del presunto damnificado quien se habría negado a firmar la documentación que cerraría la operación de compra-venta del vehículo que habría sido adquirido por Menna.
En mayo del año pasado Menna fue sobreseído por la juez penal de refuerzo, Margarita Pfister, quien además ordenó que le devolvieran el auto que le habían secuestrado y entregado al dueño anterior,  al inicio de la causa. Ese sobreseimiento surgió luego de la que Fiscalía reconociera la inexistencia de elementos probatorios suficientes como para mantener una acusación contra el imputado, pero la parte querellante fue más allá y apeló ante el Superior Tribunal de Justicia, aunque el resultado no se modificó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico