Conmebol sueña con la ampliación de cupos para el Mundial de Qatar 2022

Los dirigentes le pidieron al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que la próxima Copa del Mundo que se celebrará dentro de cuatro años, tenga la participación de 48 equipos, de modo de tener aseguradas seis plazas sudamericanas.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) le pidió ayer al presidente de FIFA, Gianni Infantino, que se adelante para el Mundial Qatar 2022 la puesta en marcha del nuevo formato de participación con 48 equipos, de modo de tener aseguradas seis plazas sudamericanas.

En el marco del 68º Congreso de la Conmebol celebrado en un hotel de Puerto Madero, el presidente de la federación, el paraguayo Alejandro Domínguez, le entregó en mano a Infantino el pedido firmado por las diez asociaciones sudamericanas afiliadas a la entidad.

La intención de Sudamérica es contar para las próximas eliminatorias la posibilidad de tener seis cupos directos y un repechaje para el Mundial de 2022 que tendrá como sede a Qatar.

La Federación de Asociaciones de Fútbol (FIFA) ya aprobó el nuevo formato de competición pero tenía planeado presentarlo en el Mundial de 2026, que aspiran a organizar México, Estados Unidos y Canadá.

“Nuestro sistema de eliminatoria es justo pero a la vez ingrato por eso quería pedirle en nombre de la Conmebol que adelante la ampliación de los cupos”, manifestó Domínguez durante su discurso en el congreso de la entidad.

Esta petición salida del protocolo contó con el guiño del presidente de UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, a quien Domínguez le pidió públicamente su apoyo.

Además de las autoridades del fútbol europeo, asistieron como invitados el canadiense Víctor Montagliani, presidente de Concacaf; y Ahmad Ahmad, de Madagascar, por la Confederación Africana.

El nuevo formato de 48 seleccionados en el Mundial fue impulsado por el propio Infantino y aprobado en el último Consejo de la FIFA.

En la previa de la reunión, el presidente de Conmebol homenajeó al presidente Mauricio Macri en otro de los momentos más importantes del evento que anualmente organiza la entidad.

El jefe de Estado fue homenajeado por su labor en Boca Juniors y por ser el presidente de un club en ganar más veces (cuatro) la Copa Libertadores de América.

Dentro de lo protocolar, los congresistas, que por AFA fueron representados por Víctor Blanco, presidente de Racing Club, y Marcelo Achile, titular de Defensores de Belgrano, aprobaron los estados contables y el presupuesto 2018.

Los discursos se centraron en la transparencia que ahora atraviesan las entidades y en proyectar un futuro más próspero para el fútbol luego del sacudón que significó el FIFA Gate que estalló en mayo de 2015.

La presencia de las máximas autoridades del fútbol mundial fue también una señal de apoyo tanto para Domínguez, quien el 11 de mayo será reelegido hasta 2022 y para Infantino, quien pretende hacer lo mismo en FIFA.

Otro de los ganadores fue “Chiqui” Tapia, quien se perfila para ocupar una de las vicepresidencias de Conmebol y recuperar un lugar que la dirigencia de AFA había perdido luego de la renuncia de Luis Segura.

Por el salón también desfilaron importantes dirigentes del fútbol argentino como el presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, y los mandatarios de Boca, River y San Lorenzo, Daniel Angelici, Rodolfo D’Onofrio y Matías Lammens, respectivamente.

La cumbre también le sirvió a la candidatura tripartita que proyectan Argentina, Uruguay y Paraguay para el Mundial 2030 ya que recibió el respaldo del presidente de FIFA, Gianni Infantino, y escuchada por los dirigentes de UEFA, Concacaf y Africa que en su momento deberán votarla.

El cierre tuvo una conferencia de prensa conjunta de Infantino, Domínguez y Tapia donde, además de demostrar el clima cordial entre ellos, se expusieron los principales temas que abarcan la agenda futbolera.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico