Consiguieron extinguir el incendio cuando se acercaba a Sierra Grande

Las llamas, que llegaron a tener más de diez metros de altura, fueron apagadas con el sistema de zanjas cortafuegos cuando estaban a 15 kilómetros del casco urbano de esa localidad cercana al límite con Chubut.

 Fue extinguido ayer el incendio de campos desatado el jueves en cercanías de la ciudad rionegrina de Sierra Grande, y recuperó su normalidad el cercano balneario marítimo Playas Doradas, donde unas 12 mil personas, entre residentes y turistas, fueron evacuadas por prevención en la madrugada del viernes.

Las llamas, que llegaron a tener más de diez metros de altura, fueron apagadas con el sistema de zanjas cortafuegos cuando estaban a 15 kilómetros del casco urbano de Sierra Grande.

Dos aviones hidrantes, enviados por Parques Nacionales, ayer por la tarde derramaban agua para extinguir las cenizas todavía calientes.

No hubo víctimas, pero se estima que unas 60.000 hectáreas fueron arrasadas por el fuego, provocado importantes daños en varios establecimientos de producción ganadera lanar y la destrucción total de un emprendimiento de olivicultura.

Momentos de tensión se vivieron el viernes, cuando los bomberos y policías dispusieron la evacuación total de la villa marítima Playas Doradas, a 28 kilómetros de Sierra Grande, porque temían que el incendio podía ingresar a la población.

El éxodo de unas 12.000 personas se produjo en forma ordenada, en una larga caravana de vehículos por la ruta provincial número cinco, y los turistas evacuados pasaron las horas de la madrugada y gran parte del viernes en alojamientos provisorios y en el polideportivo municipal.

Anteanoche, cuando el fuego ya no amenazaba al balneario, muchos de los veraneantes volvieron a la villa de la playa, aunque el lugar carecía de suministro eléctrico que recién fue normalizado ayer a la mañana.

La ciudad de Sierra Grande se encuentra 350 kilómetros al sur de Viedma, sobre la ruta nacional tres, casi en el límite interprovincial con Chubut.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico