Continúa en grave estado el hombre apuñalado por su esposa en Truncado

Luis Ariel Miranda, de 34 años, sigue internado en grave estado de salud en el Hospital Distrital de Pico Truncado, tras ser apuñalado en la madrugada del lunes por su esposa Marcia Bahamonde.

 Caleta Olivia (agencia)

La mujer que horas después se entregó voluntariamente a la policía fue demorada y avanzada la tarde del martes recuperó la libertad, ya que los efectivos se encuentran abocados a determinar las causas por la que se desató la pelea en el interior de la vivienda que habitaban y no descartan que ella haya actuado en defensa propia.

Esa es una de las hipótesis que se manejan ya que Marcia Bahamonde tenía una herida cortante de entre 3 y 4 centímetros en un ojo y hematomas en brazos y muñecas, además de varias escoriaciones en el cuerpo.

Según el portal digital “Truncado Informa”, la mujer fue liberada por orden de Rosana Rovai, quien se encuentra a cargo interinamente del Juzgado de Instrucción Nº 1 de esa localidad, quien además impuso la medida de “caución juratoria”.

En lo que respecta a Miranda se pudo saber que tendría al menos tres heridas punzocortantes, las cuales le perforaron la pared abdominal, el intercostal izquierdo y uno de sus brazos alcanzando arterias, tendones y venas.

El hombre, que debió ser operado de urgencia, habría sufrido dos paros cardiorrespiratorios y permanece en la Unidad de Terapia Intensiva de ese nosocomio, ya que resulta riesgoso para su salud trasladarlo a otro centro de mayor complejidad.

Cabe recordar que el hecho de sangre ocurrió en el interior de la vivienda que el matrimonio habitaba junto a sus hijos, ubicada en el pasaje 17 de Agosto al 100 entre Ramón Lista y Urdín, pocos minutos después de la 1 del lunes y que posteriormente la policía fue alertada por vecinos sobre la presencia de un hombre herido en el acceso al domicilio.

Antes de la llegada de los uniformados, la mujer, junto a un pequeño niño, abordó un remis para dirigirse a otra vivienda, aunque horas más tarde se entregó a la policía.

Luego se supo que en la casa donde ocurrieron los hechos fue encontrada una daga y se podía apreciar un desorden generalizado, gran cantidad de elementos rotos y manchas de sangre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico