Continúa la ola de llamadas basadas en el cuento del tío y secuestros virtuales
A las 3 de ayer dos mujeres, una del Centro y otra de Kilómetro 3, intentaron ser engañadas con llamados a sus teléfonos fijos, alertándolas sobre el supuesto secuestro de familiares para que pagaran sus rescates. A una de ellas le dijeron que tenían a su hijo y que debía entregar 30 mil dólares para que lo liberaran, pero la mujer cortó la llamada y se comunicó con su hijo quien estaba durmiendo en su domicilio. Respecto al caso ocurrido el miércoles en barrio Saavedra, donde un anciano entregó sus ahorros al supuesto contador de un banco, la policía analiza registros de cámaras de seguridad del sector para intentar identificar al delincuente.

Durante la madrugada de ayer dos mujeres casi caen en la trampa de estafadores que buscan engañar a sus víctimas con llamadas telefónicas en las que alertan sobre supuestos secuestros de familiares o en otros casos se hacen pasar por falsos agentes bancarios para que les entreguen dinero.

Pero las mujeres procedieron como debe hacerse en estas circunstancias, cortaron inmediatamente la comunicación y corroboraron que sus familiares estaban a salvo, para luego dirigirse a la comisaría y radicar la denuncia.

Según pudo averiguar El Patagónico, M.R., domiciliada en Italia al 800, recibió un llamado a las 3:10. El timbre del teléfono fijo la despertó en medio de la noche. Desde el otro lado del tubo, una voz masculina le decía que tenían a su hijo secuestrado y le exigían 30 mil dólares para liberarlo.

La mujer cortó la llamada, y se comunicó con su hijo W.R. (39) y así corroboró que el hombre se encontraba durmiendo en su domicilio, por lo que se dirigió a la Seccional Primera para radicar la denuncia por intento de estafa.

Minutos más tarde, C.P., una habitante de Kilómetro 3, también recibió un llamado telefónico donde le dijeron que tenía a su nieto secuestrado y le exigían dinero por el rescate. Pero la mujer al no tener nietos varones cortó la llamada.

Desde la Unidad Regional de Policía ayer volvieron a recomendar que los ciudadanos hagan todo lo contrario a lo que le pidan los embaucadores. “Cuando pidan que no corten llamada, hay que cortarla”, explicaron los especialistas.

le dijeron que eran

del Banco Nacion

Respecto al caso ocurrido el miércoles en el barrio Saavedra y del que dio cuenta ayer este diario, la Brigada de Investigaciones trabaja a destajo en las oficinas de la Secciona Robos y Hurtos para intentar identificar al autor.

Los investigadores observaban ayer minutos y minutos de grabación de las cámaras de seguridad de calles del barrio Saavedra por las que se supone que pasó el delincuente que le llevó todos los ahorros a un anciano de 81 años que creyó que le estaba entregando su dinero al contador de un banco enviado por su nieta.

La maniobra fue perpetrada el miércoles a las 13, y tal como adelantó ayer El Patagónico los estafadores se alzaron con 21 mil dólares y 96 mil pesos.

Es que cuando lo llamaron al hombre, le dijeron ser de Banco Nación y que lo llamaban para que declarara el dinero que tenía en su casa. Lo engañaron a través de la maniobra de que estaban confeccionando una planilla para que declarara el dinero que iba a perder valor el jueves por la suba del dólar.

El timbre de voz de la mujer que decía comunicarse del banco, era similar al de su nieta, quien trabaja en la entidad financiera, por lo que el hombre no sospechó en ningún momento de que podía ser víctima de algún engaño.

Le pidieron que dijera el código de seguridad del Banco Nación para anotarlo en la planilla. Todo por teléfono.

Según fuentes de la investigación, el hombre había retirado ese día dinero del Banco Credicoop, unos 50 mil pesos, por lo que juntó ese dinero, más 21 mil dólares y otros 46 mil pesos que tenía en su vivienda. Los puso en un sobre de papel madera y se los entregó a un hombre que pasó por su casa a retirarlo. El embaucador es un individuo de entre unos 60 y 70 años, robusto y de cabello corto peinado hacia atrás.

Los investigadores solicitaron a los vecinos de las inmediaciones registros de cámaras de seguridad, ya que el supuesto contador que el dinero lo hizo caminando, y creen que pudo haberse subido a algún vehículo a las pocas cuadras.

También piden movimiento de llamadas para detectar desde dónde los delincuentes llamaron. Todo es materia de investigación, mientras tanto recomiendan a los vecinos ser precavidos al dar información por teléfono.

En Santa Cruz también se dieron varios hechos en los últimos días por lo que la fuerza policial de esa provincia igualmente está en alerta.